El Disenso

Iguacel, el militante cambiemita

Una semana después de confirmar un aumento del 34,5% en la tarifa de gas, vigente a partir de este mes, el secretario Iguacel estampó su firma en la Resolución 20/18 que determina que las empresas distribuidoras de gas quedan habilitadas a compensar el impacto de la “marcada variación del tipo de cambio” cobrándole a sus usuarios un “extra” distribuido en 24 cuotas mensuales. Mientras Unidad Ciudadana presentó en el Senado un proyecto de ley para derogar la resolución, el secretario de energía habló de un “sacrificio compartido” y aseguró que “La mayoría de la gente que se queja del aumento de gas son militantes kirchneristas“. Pero, ¿Quién es este militante del Cambio?

Iguacel, un digno integrante de #ElMejorEquipo

Iguacel fue candidato a intendente de Capitán Sarmiento por Cambiemos, en Provincia de Buenos Aires, donde perdió contra Oscar Ostoich del FPV. En enero, Guillermo Dietrich lo rescató del olvido y lo sumó a su Ministerio, nombrándolo Director de Vialidad Nacional, a pesar de no tener experiencia en el sector público y ser un Ingeniero en petróleo, y dejándolo a cargo de una caja anual que supera los 30 mil millones.

Apenas asumió su cargo, tomo una decisión que le valió una denuncia penal impulsada por la Asociación Gremial de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional (AGPPSVN). Iguacel a través de una resolución nombró a Eduardo Adrián Plasencial, un ciudadano estadounidense sin título de ingeniero, al frente de la gerencia de “Planeamiento y Gestión de Infraestructura Vial”. El funcionario de Dietrich fue denunciado por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario, malversación de caudales públicos y usurpación de títulos.

Iguacel designó en un cargo a un ciudadano estadounidense de 26 años de edad que había terminado de cursar las materias de ingeniero un mes antes del nombramiento y que no tiene título profesional ni matrícula habilitante, en flagrante violación de la ley 25164, para que asuma la responsabilidad de diagramar la planificación de la Dirección Nacional de Vialidad” explica la denuncia que recayó en el juzgado del Juez Lijo.

Plasencial, que fue nombrado por Iguacel sin cumplir los requisitos mínimos para el puesto, tiene asignado un sueldo que supera el doble del monto percibido mensualmente por la máxima autoridad del organismo.

Ese mismo mes, el Director de Vialidad Nacional contrató los servicios de la Escuela de Arte de la actriz Cecilia Maresca, con honorarios a cargo del organismo. De acuerdo a la investigación realizada por Diego Rojas en InfoBae, el administrador general de Vialidad Nacional, contrató a la Escuela de Arte de la actriz Cecilia Maresca para mejorar su oratoria abonándole con el dinero de los contribuyentes facturas por 25 mil pesos por “Servicios de capacitación para el ingeniero Javier Iguacel. El secretario general del Sindicato de Vialidad Nacional César González, indicó que “Ningún funcionario nuestro toma cursos de oratoria. Si alguien quiere aprender eso, no debe ser pagado por el Estado. En nuestro gremio hay trabajadores que cobran alrededor de ocho mil pesos de salario mínimo. El ingeniero pagó con fondos estatales el equivalente de tres sueldos mínimos para aprender a hablar“.


Pero la misión de Iguacel quedó expuesta en su primer acto de gestión como titular del organismo, cuando instruyó a la Unidad de Auditoría Interna de la DNV para que en el plazo de quince días corridos elaborara “un informe pormenorizado, relevando integralmente las áreas administrativas, contable, jurídica y obras del 23º Distrito – Santa Cruz”. Los ingenieros Justo Romero, Martín González Oría y Marcelo Bianchi presentaron el “Informe Definitivo Nº 3/2016” el 15 de marzo y 40 días después Iguacel presentó una denuncia por supuestas irregularidades en contrataciones de obras públicas en la Provincia de Santa Cruz involucrando en su presentación al ex ministro Julio De Vido, a su ex secretario de Obras Públicas José López, el ex administrador de Vialidad Nelson Guillermo Periotti y al subadministrador Javier Alonso. El funcionario Macrista luego amplió su denuncia adjuntando un posible sobreprecio del 64,72% en la licitación por la reparación de tres tramos de la Ruta Nacional N°3, adjudicada a Austral Construcciones de Lázaro Báez.

De acuerdo al testimonio del contador auditor Bianchi en la causano se realizó un análisis integral a los efectos de verificar los valores de mercado de ese momento” informando también que “esta Unidad de Auditoría Interna no ha realizado nuevos análisis, más allá de los oportunamente aportados al Juzgado, con el objeto de determinar la existencia de irregularidades en las contrataciones o la existencia de sobreprecios en el marco de la causa bajo análisis”.

La auditoría sobre la que Iguacel basó su denuncia no verificó los valores de mercado de ese momento y la Dirección Nacional de Vialidad no cuenta con una clasificación de obras que guarden relación con precios de mercados, esto significa que Iguacel no pudo detectar a través de la auditoria “un posible un sobreprecio del 64,72%” en las obras asignadas a Báez.

La única forma de determinar si existió un sobreprecio es analizar los valores de mercado y cotejarlos con los montos pagados, teniendo en cuenta las variables que pudiesen llegar a influir en su determinación, un trabajo que Iguacel y los auditores nunca realizaron. A pesar de esta incongruencia en la causa, donde no se pudo siquiera determinar si existió o no sobreprecio, la justicia procesó a CFK trabándole un embargo por la insólita suma de DIEZ MIL MILLONES DE PESOS ($10.000.000.000).

Un puente por donde no pasa el tren

En noviembre de 2017, el blog Crónica Ferroviaria fue quien hizo público que el nuevo puente inaugurado por vialidad en Luján y cuyo costo ascendió a 1200 millones, es por demás angosto y las formaciones no pueden atravesarlo. “El gálibo dado al ancho del nuevo puente hace que las locomotoras diesel modelos CKD8G/ CKD8H y todo el material rodante de origen chino no puedan circular ya que rozan con los parantes que se encuentran a cada costado del mismo“.

Diego Hormachea, directivo de la Seccional Oeste de la Unión Ferroviaria, explicó que luego de realizada la “prueba de fuerza”, fueron los conductores quienes advirtieron a las autoridades que el puente era demasiado angosto y luego, al traer los vagones chinos que se utilizan para trasladarse a Chivilcoy, pudo comprobarse que efectivamente los ingenieros de vialidad realizaron mal los cálculos, el puente se construyó incorrectamente y los trenes no pasan. “Ese puente debería tener 4,20 metros, sin embargo la construcción es de 3,40. Es una obra que está mal hecha, de mínima tendría que haber sido de 50 centímetros más y 80 de máxima” señaló Hormachea a La Noticia.

El servicio entre Gral. Rodríguez y Mercedes, que se encuentra interrumpido desde el lunes 17 por la obra, ahora se verá demorado hasta que las autoridades se pongan de acuerdo respecto a como solucionar el error. Desde vialidad señalaron que cortarán las solapas del puente para ganar espacio y ensanchar el paso, pero los mismos que dieron alerta de que la obra estaba mal hecha y que los trenes no iban a poder pasar, ahora alertan que esa solución no es la indicada ya que el corte de las solapas debilitará la estructura de hierro.

Los arreglos propuestos por la gente de Iguacel, lejos de subsanar el error original, empeoraron la situación. Los ingenieros redujeron el ancho de la solapa y recortaron 10 cm de los nervios, a cada lado, pero el material comenzó a degradarse y los tramos del puente se desplazaron hacia ambos lados. La Unión Ferroviaria presentó una denuncia penal ante la justicia y luego de las primeras pericias el Juez Torres imputó a Iguacel, quien asegura que el puente se encuentra en “excelentes condiciones”.

El ingeniero “experto en petroleo” gracias a quien Cambiemos logró el procesamiento y embargo a CFK por $10.000.000.000, tiene todo lo que hay que tener para ocupar su cargo: un patrimonio de $6 millones, acciones de YPF y más de $ 2 millones en cuentas offshore en Inglaterra y Uruguay y ya cuenta con al menos una imputación en la justicia por mal haber una fortuna en la obra de un puente por donde no pasa el tren.

Hoy este militante cambiemita, poniendo en práctica las clases de Oratoria que le pagó a la actriz Cecilia Maresca con dinero del erario público, parece haber aprendido a hablar y asegura ante la prensa que quienes se quejan de los aumentos de las facturas del gas, son “los militantes kirchneristas”.

Crédito foto tren: Noticias Mercedinas – Facturas Cecilia Maresca: InfoBae

Ineptitud al palo: un puente mas angosto que el tren destapó un escándalo en Vialidad

 

 

 



**Si vas a levantar esta nota en tu medio, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente. Gracias!**

Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

👉 👈

 

Dejá tu comentario!

nulled wordpress themes