El Disenso

El elefante de la semana fue una carterita de plástico de hace 4 temporadas

por
en Nación/Opinión

Mientras millones de argentinos discuten la carterita de Awada, en el país pasaron varias cosas. Aún así, ni el minúsculo accesorio de plástico se salvó de las fake news de ambos lados de la grieta.

La imagen de Juliana Awada es una de las cosas más cuidadas del entorno presidencial. La denominada “esposa decorativa” guarda siempre una apariencia impecable y el look justo que ocupará las paginas de moda de los diarios y revistas luego de cada aparición pública, aunque en esta oportunidad, buscando originalidad e impacto terminó portando una prenda vetusta y que ya había utilizada esta semana Bárbara Diez, la mujer de Larreta.

El revuelo se inicio por el “clutch” que la primera dama llevó a la Te Deum. El objeto no es mas que una carterita de metacrilato (el mismo material que se utiliza en cirugía estética para rellenos semipermanentes), con una araña dorada pintada a mano como cierre, que forma parte de la colección “World Cup 2014” de la diseñadora Charlotte Olympia Dellal.

El Disenso
Carteritas de plástico de la colección 2014

Definida como “la colaboración más elegante de la Copa del Mundo 2014” la diseñadora lanzó en esa oportunidad una colección de carteras acrílicas con un bolso de satén en su interior, con la bandera de cada país participante del evento, pensado para que las mujeres pudieran “animar a la moda a su equipo favorito“. Consultada sobre su creación, la diseñadora explicó que “Soy medio brasileña y tengo 3 niños pequeños, así que quería crear esta colección divertida y femenina para celebrar que Brasil sea el anfitrión de la Copa del Mundo“. El precio de cada una de las carteritas, que fueron confeccionadas en Italia, es de u$s 1195 (aproximadamente 30 mil pesos).

El Disenso
Carteritas de plástico de 2014

La “originalidad” de la primera dama se vio empañada al descubrirse que Barbara Diez, la “primera dama” citadina, ya había utilizado el mismo modelito 5 días atrás, para asistir la gala en el Teatro Colón a beneficio del Hospital Ricardo Gutiérrez y luego lo repitió al asistir a la cena de Conciencia.

El Disenso
El original a la izquierda, la copia a la derecha

Esta vez, los medios “especializados” (y los no especializados también) fallaron en todos los pronósticos, porque el vetusto accesorio no era de cristal, no era de fabricación inglesa, no era original, ni era novedoso… lejos del “glamour” que la caracteriza, en esta oportunidad Awada lució un modelo de plástico de hace 4 temporadas que ya había sido usado por la esposa de Larreta esta misma semana en 2 eventos públicos.

Pero mientras los medios se enfocaban en la carterita, en el país pasaron cosas, como que el gobierno de Omar Gutiérrez en Neuquén recibió a la comitiva estadounidense de ingenieros, arquitectos y técnicos que retomaron la construcción del “Centro de Operaciones de Emergencia“, la primera base norteamericana en suelo argentino. También se descubrió que según su Declaración Jurada 2017, el Vicejefe de Gabinete declaró tener $8,969,949.78 en acciones de Farmacity y su controlante Partners I SA, pero luego en un programa de radio, Quintana valuó esa participación en $240 millones. Y mientras tanto, siguen apareciendo erogaciones millonarias de la gobernadora Vidal desde la Tesorería de la Provincia y el Instituto de Loterías y Casino para gastos de pauta publicitaria, garatizándose un fuerte blindaje mediático y participación asegurada en programas de alto rating y bajo riesgo en las entrevistas, a los que ahora se suman $5,143,431.54 del dinero de los impuestos de los bonaerenses, que ingresó directo a las arcas de Inversora Boroca SA, de Gandhi José Espinosa Tinajero, el director de la empresa de Jaime Duran Barba en Argentina. Pero lo importante es la carterita…

 

Contrabando textil desde China: Awada y la mafia de los containers

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*