Sushi con la tuya

Santilli Sushi con la tuya - El Disenso

El candidato cambiemita para Buenos Aires se saca muchas postales comiendo porquerías populares, pero lejos de los trajines de campaña es otra cosa. Cuando cumplió 51 años, por ejemplo, gastó 2 mil dólares en sushi y bebidas que pasaron como caja chica de la jefatura a su cargo. El famoso “con la tuya”, la verdadera foto del Colo.

Santilli pelea estas elecciones con una estrategia simple y efectiva, recorrer la provincia y coleccionar fotos comiendo chipa, choris, medialunas y, panchos en distintos paisajes. Toda la estrategia remite a la diseñada por Carlitos Bianco, el hombre del Clio que hoy preside el gabinete de Kicillof. En 2019 la peregrinación de Axel expuso a Vidal como una mujer desconectada del barro bonaerense y sujeta por una dependencia excesiva a la imagen presidencial.

Diego Santilli abre la billetera y paga un pancho cuando hace un Tik-Tok, al entrar a una panadería y publicarlo en Instagram, para hacerse el popular que visita una panadería de barrio. Pero puertas adentro prefiere usar los fondos públicos para castigarse con los manjares más exquisitos.

Santilli comiendo con la suya - El Disenso
Santilli comiendo con la suya, pancho y pizza – El Disenso

Nuestros impuestos, administrados por Diego Santilli, se transforman en rendiciones de cuenta que se tiran a la basura, luego de digitalizarse, publicarse y archivarse para que nadie jamás las lea. Revistando las rendiciones elaboradas por la oficina de Santilli, encontramos los siguientes gastos en 2018.

El 6 de abril Diego festejó su cumpleaños, y rindió cuentas de una parrillada en “La Brigada” con dos facturas de $7.200 y $17.665. Además, el vicejefe de gobierno compró hielo por $180 para las bebidas, alimentos varios (probablemente snacks), por $700, dos compras en Frutas Premium SA por Manzanas $580, y frutillas $530 para preparar el copetín y un servicio de lunch de Juan Carlos Bulanikian (Gisela Confitería, especialidad en tortas) por $11,680 totalizando un gasto de $38.535 (el dólar cotizaba entonces a $20,15).

 

Gastos cumpleaños Santilli - El Disenso
Gastos cumpleaños Santilli – El Disenso

 

Gastos cumpleaños Santilli - El Disenso
Gastos cumpleaños Santilli – El Disenso

 

Con la nuestra, Diego se hizo alta fiesta. En las fotos oficiales podemos ver que ese día se improvisó una suerte de asueto.

 

Festejando con la tuya - El Disenso
Festejando con la tuya – El Disenso

 

Abajo vemos que “Cucuuu” es un apasionado de las frutillas. ¿Abrió la billetera, o se está comiendo nuestros impuestos? En la rendición de gastos del día de su cumpleaños consta una factura de compra por “Frutillas” en Frutas Premium SA. porque para Diego, gobernarte es un placer.

 

Diego Cucuuu Santilli - El Disenso
Grande Cucuuu!!! – El Disenso

 

De acuerdo a los gastos de la Jefatura Santilli, como los hobbit, suele desayunar varias veces en distintos lugares. Lo mismo hace en los almuerzos. El 4 de enero de 2018, por ejemplo, pasó gastos por $260 en Alcorta Sushi (Dashi) , un almuerzo en Piegari por $1.898 y dos tickets de Havanna por servicio de cafetería, uno por $168 y otro por $274.

Al yogur que Santilli compra en el chino, le sumaba las masas secas de “Bruera Julio Gaspar” y los infaltables Caramelos Masticables que adquiere en el Supermercado Día.

La pasión de Diego por la comida japonesa se refleja en los recibos que pagamos los contribuyentes, los tickets de sushi eran la caja chica cotidiana de Santilli. Möoi Cocina Contemporánea, Havana, La Biela, Starbucks, Los Patricios Pizza, Piegari, Sagardi son otros de sus proveedores favoritos. La caja pública también ha incluido tintorerías, golosinas y hasta infracciones de tránsito.

Una lectura política.

Este es Diego, el de verdad, no el que come Panchos 46 en San Martín. Los datos de esta nota fueron publicados en exclusiva en El Disenso allá por 2018, sin ruido. Los efectos del buen periodismo no se agotan en el escándalo, ni siquiera lo necesitan. Y eso queda claro porque luego de nuestra publicación Santilli recuperó la compostura y ordenó sus cuentas.

El blindaje de Larreta impidió que su vicejefe recibiera reproches periodísticos por estos deslices, y es curioso, porque Dujovne, que compró un chocoarroz de $360, fue objeto de escarnio. En La Plata, el Santilli piolón y chipacero del conurba entró como un buzón, sin que surjan ideas para contrarrestar esa imagen “popular”, lo que denota una falta de recursos creativos en el seno de una agrupación que está concentrando demasiados recursos en dirigirse a un modelo de militante ciudadano. Como esa docente que planteó un debate “formidable” que abre las cabezas (?).


Nota: La rendición completa podés accederla en este link, en la web oficial del GCBA


 

El Diego de Santilli

 


[ Si vas a levantar esta publicación, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente. Muchas Gracias! ]

Este medio se sostiene gracias a la colaboración de nuestros lectores.
Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

👉 👈


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *