El Disenso

El Subsecretario General de Presidencia ocultó 1,2 millones de dólares en Andorra

por
en Informes/Nación/Política

Valentín Díaz Gilligan, actual Secretario de Presidencia, ocultó 1,2 millones de dólares (980.000 euros) en la Banca Privada d’Andorra (BPA), a nombre de la sociedad offshore Action Line LTD. El Secretario de Macri asegura que “no era su dinero” y que se trató de “un favor para un amigo“.

El hecho tomó estado público a través de una investigación realizada por El País de España. De acuerdo a los documentos confidenciales de la Banca Privada d’Andorra (BPA) que fueron publicados, Díaz Gilligan figuró ante el banco como accionista y representante de la empresa offshore Line Action Ltd, aunque al ser consultado, el funcionario indicó que los fondos pertenecían a “un amigo” y que se traba de “un favor”, admitiendo abiertamente que actuó como testaferro.

 El Disenso

Valentin Diaz GilliganDe acuerdo al currículum de Díaz Gilligan, entre 2012 y 2014 se desempeñó en el GCBA, primero como Asesor del Ministro de Modernización  (de enero 2012 a diciembre 2013) y luego como Director General de Promoción Turística (de diciembre 2013 a diciembre 2015). Según la investigación publicada, Díaz Gilligan abrió la cuenta en 2012, cuando se desempeñaba como asesor del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la mantuvo activa hasta diciembre de 2014, cuando llevaba un año como Director General de Promoción Turística.

Como consecuencia del nombramiento del accionista como director general de Turismo de Argentina, este decide dejar la actividad comercial que desarrollaba a través de Line Action y vende la sociedad el 3 de noviembre de 2014”, recoge un acta confidencial de la BPA.

Desde El Disenso, accedimos a los documentos oficiales de la empresa Line Action Ltd donde se constata que Diaz Gilligan fue director hasta día 3 de noviembre de 2014.

El Disenso
Line Action Ltd

Consultado por El País, Díaz Gilligan sostuvo que el dinero no era suyo y que fue accionista y director de Line Action por hacerle un favor a un amigo. “Francisco Casal tenía problemas en su país y me pidió el favor. Tenía un juicio con el fisco que ganó y no podía figurar. Confiaba en él. La plata nunca fue mía. Además, yo no ejercía entonces cargo público. Era asesor y facturaba como autónomo”. De esta manera el funcionario admitió públicamente haber sido testaferro de Francisco Casal.

Díaz Gilligan vendió Line Action el 3 de noviembre de 2014, once meses después de desembarcar en el GCBA. La BPA advirtió que Díaz Gilligan era una persona políticamente expuesta en diciembre de 2014, por lo que solicitó al departamento de prevención de blanqueo información adicional sobre el cliente. La cuenta de Line Action tenía en diciembre de 2014 un saldo de 1,2 millones de dólares (980.000 euros) y se nutría de transferencias de Uruguay de “clubs de fútbol”.

La conexión de Díaz Gilligan con el fútbol es una constante. En Argentina, es socio de las empresas Terra Sports SA y DS Media SA junto al presidente de Banfield, Eduardo Juan Spinosa, quien a su vez está registrado como director, tesorero y secretario de la offshore American Trading Services Corp, y actualmente, el secretario de Macri es también vocal en el Club River Plate.

 



**Si vas a levantar esta nota en tu medio, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente. Gracias!**

Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

👉 👈

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*