El Disenso

La ciudad estrena los bancos anti-pobres

Luego de expresar que “La única forma de que no haya cartoneros es que no haya cartón“, Horacio Rodríguez Larreta nos sorprende con una innovadora y radical solución al flagelo de los indigentes que duermen sobre los bancos de las plazas, que consiste en eliminar los tradicionales bancos y reemplazarlos nuevas estructuras de diseño hostil.

El mes pasado, el GCBA informó que registra 1091 personas en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires. Este número contrasta con el relevamiento realizado por la ONG “Proyecto 7” que afirma que hay 6300 personas viviendo en las calles porteñas. A favor del número brindado por la ONG, el gobierno de Larreta adquirió 6000 colchones para el Operativo Frio de este año (procesos 462-0131-LPU18 y 462-0134-LPU18).

Mientras el número de personas en situación de calle aumenta dramáticamente, el Jefe de Gobierno estrena su nuevo mobiliario urbano anti-pobres que busca evitar que quienes se encuentran durmiendo a la intemperie, puedan utilizar los nuevos bancos de Constitución para descansar.

La idea no es original, en las empobrecidas ciudades de Europa, la arquitectura hostil es una nueva tendencia dentro del diseño de espacios públicos. A través del agregado de planchetas, separadores, pinches o aspersores, se disuade la presencia de indigentes descansando en lugares transitados.



China, Londres, Canadá, Japón, Estados Unidos, España y ahora Argentina, forman parte de esta nueva tendencia que busca alejar a los sin techo hasta de los escalones y bancos de las plazas. Asientos inclinados, piedras estratégicamente diseminadas, pinches filosos en el piso son solo algunas de las novedades arquitectónicas que buscan “embellecer” las ciudades alejando de ellas a los pobres, porque ya sabemos que lo que no se ve, no existe.



 
Crédito Fotos: Redes

Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

👉 👈

 

Dejá tu comentario!!!

Comentarios

Etiquetas
,

1 Comentarios

  1. En Barrio Norte, en las ochavas de algunos edificios, para evitar que los indigentes duerman contra la pared, bajo el techo que brinda el primer piso, los consorcios han colocado macetones (cuatro) separados de manera que no pueda colocarse un colchón.

Hacé escuchar tu voz. Dejá tu comentario!

nulled wordpress themes

error: Si querés compartir nuestro contenido utilizá las herramientas disponibles en nuestro blog. Respeta nuestro trabajo y recordá acreditar la fuente - Copyright © EL DISENSO - Si precisas algún material en particular escribínos a: [email protected]