El Disenso

FarmFrites: el faltante de 500 toneladas de papas y una estafa que la justicia no ve

por
en Investigaciones/Política

En 2014, Fabio Marcelo Calcaterra fue procesado por la justicia penal porteña por una presunta defraudación a la empresa Farm Frites que él mismo presidía y un faltante de 500 toneladas de papas congeladas. La causa 45.678/2014 está radicada en el juzgado de instrucción número 34. En abril de este año, la Sala Séptima de la Cámara del Crimen le dictó al primo presidencial la “falta de mérito” y ordenó profundizar la investigación, lo que motivó que el Ministerio Público Fiscal lo llamara nuevamente a indagatoria por los eventuales delitos de “defraudación por administración fraudulenta”. Luego de 6 meses, sin avances en la causa, desde El Disenso hicimos nuestra propia investigación sobre el caso Farm Frites y hoy te mostramos la estafa que la justicia no ve.

En el año 1994, Calcaterra le compró la empresa productora de papas fritas en u$s 750 mil a la ex suegra de su primo Mauricio Macri, la viuda de Juan Manuel Bordeu. En 1996 la multinacional holandesa Farm Frites compró una parte de las acciones, para tres años después completar la adquisición del 100% del paquete accionario y tomar el control de la compañía. Este cambio de titularidad no se reflejó en la conducción, ya que los holandeses mantuvieron como CEO al primo experto en papas fritas.

El 28 de noviembre de 2007, Angel”o” y Fabio Calcaterra crean “San Fili SA” y la familia compra 15.000 hectáreas en el Valle de Uco en Mendoza. Una inversión en infraestructura de aproximadamente u$s 15 millones que incluyó riego, tendido eléctrico y la construcción de un frigorífico de 4800 metros cuadrados con una capacidad de acopio para 11.000 toneladas de papa y una estación meteorológica de acuerdo a lo declarado a La Nación en 2011 por Joaquín de Elordy, Jefe de Producción de Mendoza.

El 9 de marzo de 2009 nace Cool Mind SA, una nueva compañía constituida por “Alimentos Modernos S.A.” y “San Fili S.A.”. Ambas sociedades presididas por Fabio Marcelo Calcaterra. Cool Mind era la propietaria del depósito situado frente a Alimentos Modernos en Munro, donde diariamente se almacenaban las toneladas de papas procesadas en la planta.

Los planes de expansión de los Calcaterra en el mundo de las papas fritas iban viento en popa, pero el 11 de agosto de 2012 ocurrió un siniestro: un derrumbe parcial tuvo lugar en un depósito de Cool Mind, afectando 1.300 toneladas de papas. De acuerdo al expediente, el primo Fabio fue acusado de “apoderarse o no dar cuenta del faltante de 500 toneladas de producto supercongelado terminado que se encontraba alojado para su almacenamiento en la sede de la planta de la empresa Cool Mind”. Calcaterra pagó cerca de 1 millón de pesos para que la empresa “Arcillex SA” se encargara de la limpieza, retiro de residuos y disposición final de la mercadería dañada. La empresa contratada no se dedicaba a ese rubro, y el monto acordado por el trabajo fue 30 veces mayor que lo que cobraba quien realizaba esa tarea habitualmente.

Algunos datos que la justicia no vio

Luego del cobro de $ 732.742,55 por parte de Calcaterra, Arcillex publicó en el Boletín Oficial dos cambios importantes: la designación de su nuevo “Director Titular”, cargo que recayó en “Juan Manuel Morsella” y la ampliación de su objeto social para así poder estar “en regla”, solo que el cambio fue “posterior” al trabajo realizado.


La justicia no reparó en que el entonces Director de Arcillex, Juan Manuel Morsella, era un histórico de SOCMA, quien hoy continua al frente de la empresa junto a Eduardo Javier Flores Maini, otro histórico directivo del Grupo Macri.

Durante la investigación, no se tuvo en cuenta la vinculación entre Calcaterra y los directivos de ARCILLEX, la empresa contratada para realizar un trabajo fuera de su rubro que se pagó 30 veces por arriba del valor de mercado. Tanto Calcaterra como Flores Maini y Morsella compartían el directorio de ECOL, una empresa de Socma, del Grupo Macri. Estas conexiones entre Calcaterra y los directivos de Arcillex, necesarias para perpetrar la presunta estafa, fueron soslayadas por la justicia penal porteña.

Otro punto que la justicia pasó por alto es que Joaquín de Elordy, el Jefe de Producción de Calcaterra en su emprendimiento San Fili, era, a la fecha del siniestro, el vicepresidente de Cool Mind SA según se registró en las Actas de Asamblea Ordinaria y Extraordinaria Nº 8 y de Directorio Nº 36 de fecha 28-11-12. De esta manera, el vicepresidente del depósito donde ocurrió un supuesto siniestro y desaparecieron 500 toneladas de papas procesadas, era a su vez el Jefe de Producción de Calcaterra en su nueva empresa de papas.

Desconociendo toda esta información, la justicia nunca llegó a plantear una hipótesis sobre el destino del faltante de 500 toneladas de papas congeladas.

Calcaterra pudo simular un siniestro desapareciendo 500 toneladas de papas procesadas y congeladas, propiedad de su ex empresa Alimentos Modernos, y con la connivencia de los directivos de Arcillex, sus socios en otra empresa del Grupo Macri, y al menos uno de los directivos de Cool Mind SA, comercializarlas con su nueva empresa de papas San Fili.

La causa indica que la empresa Arcillex “facturó la prestación de un servicio que nunca se realizó por un importe exorbitantemente superior al vigente en el mercado, cobrando –a instancia de Calcaterra, que fue quien suscribió los cheques- una importante suma de dinero sin causa alguna que justifique dicho enriquecimiento, todo ello en evidente perjuicio del patrimonio de Alimentos Modernos”.

Estos vínculos entre las diferentes empresas pasaron desapercibidos para la justicia, que no sabiendo que hacer ante la desaparición de 500 toneladas de papas congeladas, decidió dictarle al primo Calcaterra la “falta de mérito”.



**Si vas a levantar esta nota en tu medio, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente. Gracias!**

Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

? ?


 
Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*