El Disenso

¿Error de vestuario o chaleco antibalas de alta costura?

La vestimenta del señor presidente llamó la atención esta semana, pero lejos de ser un error de vestuario, parece tratarse de un tema de seguridad. Hoy desde El Disenso te presentamos a Miguel Caballero, apodado “el Armani de la ropa blindada”.

Desde camisetas a camperas, buzos, trajes y hasta mochilas para niños son algunos de los productos blindados que este Colombiano fabrica desde hace ya 25 años. El empresario asegura haber vestido a la mayoría de los presidentes americanos, aunque por confidencialidad no especifica cuales, pero señala que las camisetas sin mangas que se venden a 1500 dolares son la prenda mas solicitada.

En el caso de nuestros clientes VIP, como los presidentes, necesitan reducir el riesgo pero también ser discretos. No quieren mostrarle a nadie que están usando este tipo de ropa” explicó Caballero en una entrevista realizada por la CNN. Aunque en Argentina, la discreción no es el fuerte del gobierno de Cambiemos.

Las últimas dos semanas, Macri asistió a las visitas pautadas al aire libre con una vestimenta que está lejos de su estilo clásico habitual. En cada una de las fotografías de prensa se lo puede ver vistiendo por debajo del saco de su traje una campera inflada como las que usa habitualmente el diputado Olmedo (aunque en un color mas sobrio). Incluso en días de bastante calor, continuó con esta combinación de dudoso gusto. Otro detalle que llamó la atención fue la inusual corpulencia del presidente, que suele ser bastante más menudo.

En las fotos a continuación, se puede apreciar que la prenda que utiliza Macri por abajo del saco de su traje es muy similar al “Chaleco Moskitia” vendido por Caballero desde su tienda online.

Caballero intentó desembarcar en Argentina en 2006. Para incorporar a su cartera de clientes a los más adinerados empresarios locales, consiguió la certificación del Renar para su exclusiva tecnología: un panel balístico que absorbe el proyectil uniendo capas de hidrógeno mediante el compuesto de nailon y poliéster. El tejido absorbe reteniendo la energía y se cierra automáticamente tan pronto recibe el impacto.

El costo de las camperas comienza en los 4000 dolares y viene con garantía, pues este emprendedor Colombiano se hizo famoso por haberle disparado a todos sus empleados, a su esposa, a su hermano, a muchos de sus clientes y hasta a su abogado, con el fin de demostrar la calidad de sus prendas, creando de esta manera el exclusivo club: “I was shot by Miguel Caballero (A mi me disparó Miguel Caballero).



**Si vas a levantar esta nota en tu medio, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente. Gracias!**

Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

👉 👈

 

Dejá tu comentario!

nulled wordpress themes