El Disenso

Desfinanciamiento del Senasa: Peligra la industria citrícola argentina por detecciones positivas de HLB

por
en Política

Argentina ya no estaría libre de HLB. Desde 2016 el Senasa viene detectando ejemplares positivos de HLB en las provincias de Santiago del Estero, Formosa, Misiones, Chaco y Corrientes y ayer, el organismo detectó la presencia de insectos portadores de Huanglongbing en Entre Ríos. En este informe de El Disenso te contamos los daños productivos y económicos que ocasionaría la instalación del HLB en nuestro país y como el gobierno de Cambiemos desfinanció a los organismos de control encargados de su prevención.

El HLB o Huanglongbing es la enfermedad más destructiva de cítricos a nivel mundial ya que afecta a todas las especies. Es transmitida por insectos, chicharritas, y causada por bacterias. La infección de una planta con HLB tarda hasta 2 años en presentar sus síntomas, una vez enferma, reduce su producción y la calidad de la misma, detiene el crecimiento de la planta y provoca un envejecimiento prematuro haciéndola perder sus hojas y frutos. El HLB no tiene cura, las plantas infectadas mueren rápidamente y contagian a su alrededor.

¿Como llega el HLB – Huanglongbing? en general es introducida por las personas involuntariamente.

Desde 2016, el Senasa viene realizando detección de ejemplares positivos al HLB en diferentes provincias. En Santiago del Estero, Formosa, Misiones, Chaco y Corrientes se presentaron plantas enfermas y positivas al Huanglongbing y al Candidatus Liberibacter sp., agente causal del HLB.

En la última semana de septiembre, Senasa detectó 3 muestras positivas de Diaphorina citri (chicharrita), el insecto vector del HLB. Un mes después, el organismo detectó Diaphorina Citri en la provincia de Entre Ríos, en el norte del macizo del río Uruguay.

Esto significa que el vector del HLB se está expandiendo rápidamente en nuestro país.

A raíz de esta situación, durante el mes de noviembre se decomisaron y destruyeron más de 14 toneladas de cítricos en Tucumán y Salta a fin de intentar resguardar el estatus sanitario de las provincias libres del HLB y su insecto vector.

El Instituto Interamericano para la Cooperación Agrícola (IICA) junto al Senasa, publicaron una “Evaluación del potencial impacto económico del HLB (Huaglongbing) en la economía Argentina“, cuyo objetivo es proveer herramientas y
colaborar con las autoridades oficiales de la Argentina, en la comunicación de los impactos económicos
potenciales que implicaría la entrada del HLB en caso de introducirse y establecerse en la producción citrícola del país.

  • La disminución en producción podría alcanzar 1,2 millones de toneladas.
  • La caída en las exportaciones podría ascender a 287 millones de dólares y 137 millones para los
    productos procesados.
  • Los consumidores podrían enfrentar subas de precios significativas.
  • El empleo podría verse afectado, perdiéndose entre 11 mil y 36 mil puestos de trabajo.
  • En el caso de que la enfermedad afecte solamente a los cítricos dulces (por razones geográficas), las
    variaciones igualmente serían de importancia:

    1. Caída de 374 mil toneladas en la producción de naranja, 160 mil de mandarina y 48 mil de pomelo.
    2. Las exportaciones retrocederían en 160 millones de dólares.
    3. El impacto sobre el empleo es de importancia y no muy inferior al caso en que se incluye el limón,
      entre 9.894 y 30.765 puestos de trabajo.
    4. El producto bruto para toda la economía descendería en 5 mil millones de pesos.
    5. La balanza comercial se afectaría en 1.213 millones de pesos, o 261 millones de dólares.
El Disenso
Evaluación del potencial impacto
económico del Huanglongbing (HLB)
en la economía argentina

El informe hace hincapié en que el costo operativo incremental, medido en términos monetarios, del Programa Nacional de Prevención del HLB en el Senasa es significativamente menor que las pérdidas que se ocasionarían por la enfermedad, lo que plantea la necesidad de redoblar el esfuerzo de un trabajo conjunto entre el Estado Nacional, los Estados Provinciales y el sector privado a fin de aumentar la eficiencia del Programa de Prevención, para que Argentina se mantenga como uno de los pocos países del mundo donde el HLB no ha producido daños.

Este informe fue publicado en diciembre de 2015, alertando sobre la situación y la extrema importancia de no escatimar gastos en los programas de prevención de HLB. Ese mismo mes asumió Macri, quien tomó la medida de recortar el presupuesto del Senasa, el INTI y el INTA. Los recortes no frenaron en 2016, mientras el organismo, que había recibido 1300 millones en 2016 solicitó 5800 millones de pesos para su correcto funcionamiento, el presidente le asignó apenas 721 millones en 2017.

El mismo presidente que promete vender cítricos a Estados Unidos desde su asunción pero aun no pudo meter ni un solo limón en el país del norte, ahora se enfrenta al HLB en el país, con los organismos de control casi sin presupuesto y con toneladas de limones que solo servirán para hacer compost.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*