El Disenso

Caso Maldonado: La familia recusó a Otranto ¿Juez, fiscal y parte?

Un magistrado imparcial y una investigación seria es el reclamo de la familia de Santiago Maldonado, quienes a través de su abogada presentaron la recusación. Aquí se da el caso en el que una misma persona tiene 3 partes dentro de un mismo proceso judicial, el Juez Federal Guido Sebastián Otranto, es quien según Gendarmeria dio la orden de ingresar a la Lof donde se realizó el operativo en el que desapareció Santiago, pero es también el Juez que entiende en la causa, y su pareja es la secretaria de la Fiscal Federal que investiga el caso.

Los lazos familiares dentro del Juzgado Federal de Esquel están presentes desde el inicio de la causa, y la familia Maldonado aguardó 43 días para finalmente presentar la recusación de Otranto. “Queremos que haya un juez imparcial y una investigación seria. Llegó el momento, como familia, de pedir un nuevo juez” declaró Andrea Antico, cuñada de Santiago Maldonado.

La familia de Maldonado considera que se sucedieron importantes irregularidades en el marco de la causa en la que el Juez Otranto no actuó de manera imparcial. La gota que rebalsó el vaso fue la presentación por parte del Gobierno de las declaraciones de gendarmes, realizadas luego de 40 días de iniciada la causa. “No estamos conformes. El fin de semana, el Gobierno le presentó unos papeles al juez que no fueron presentados ni a la familia ni a la abogada y eso ya es el colmo” declaró la cuñada de Maldonado.

De acuerdo a lo publicado por La Nación, los papeles a los que hace referencia Antico son las declaraciones de gendarmes que fueron conseguidas a través de una “investigación interna” ordenada por la Ministra Bullrich el 3 de agosto, con el fin de detectar si algún miembro de las fuerzas cometió “excesos” durante el procedimiento. Las entrevistas fueron grabadas y realizadas por Daniel Barberis, Director del Departamento de Psicología Social, y luego fueron analizadas por la Procuraduría de Investigaciones Administrativas.

Barberis fue designado por Bullrich al frente de la Dirección de Violencia Institucional y los Delitos de Interés Federal y fue quien, una semana atrás le dijo José Shulman, dirigente de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre: “Ustedes están defendiendo a un guerrillero (por Santiago) que cruzó el río Chubut y se fugó a Chile como hizo otras veces. Este chico participó de una operación armada de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) el 21 de julio en un campo de Benetton de Epuyén, donde fue herido de una puñalada por un puestero”, de acuerdo a lo relatado por Shulman al periodista Juan Alonso.

Fue Alonso quien recordó que “el 4 de agosto de 1977, Barberis cayó preso por el secuestro extorsivo del empresario Julio Jewel Kancepolski por el que se cobró un rescate de más de 800 mil dólares. La víctima fue liberada el 20 de mayo de 1977 y estuvo cautiva en una casa de la calle Humboldt 870 de la Capital Federal“. De acuerdo a lo investigado por el periodista, Barberis fue parte de la banda que secuestró al empresario y estuvo preso hasta el 6 de abril de 1984. En 1986, Barberis fue nuevamente acusado por el secuestro de un menor de apenas 12 años, de apellido Cohen, quien fue maltratado por ser judío. El cobro del rescate se realizó con un auto a nombre de Barberis y en el hecho murió baleado por la Policía la pareja de su madre.

Lazos de familia

El Juez Otranto decretó el secreto de sumario en la causa luego de recibir la declaración de un periodista local que publicó que Santiago había sido detenido por Gendarmería. La fiscal federal Silvina Ávila levantó el secreto de sumario a 36 días de la desaparición forzada de Santiago pero no recibió a la familia Maldonado. “Sergio fue el lunes a la fiscalía, pero la fiscal no lo recibió porque dijo que era un violento” explicó Antico aclarando que luego Sergio se disculpó con la fiscal quien, a pedido de la familia Maldonado, aceptó recaratular la causa como desaparición forzada de persona. “Tampoco recibió a nuestra abogada. Nos atendió por mesa de entradas a través de su secretaria” declaró a La Vaca Antico. La secretaria de Ávila es Rafaella Riccono, la esposa de Otranto, el Juez que entiende en la causa Maldonado.

Hoy por la mañana, la fiscal Ávila recibió los resultados de los peritajes realizados a los celulares pertenecientes a los gendarmes que participaron del operativo. Las 18 carpetas serán analizadas luego de recibir las testimoniales pautadas para la fecha.

La abominable endogamia del poder judicial encuentra en el Caso Maldonado su mayor expresión.


📌 Colaborá con El Disenso 👉 Hacé click aquí!

📌 Contactános de manera segura y directa 👉 Hacé click aquí!

📌 Seguínos desde 👉 Facebook - Twitter - Telegram - YouTube - Instagram

📌 Recibí El Disenso en tu mail 👉 Hacé click aquí!



Comentarios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

nulled wordpress themes

Close
error: Si querés compartir nuestro contenido utilizá las herramientas disponibles en nuestro blog. Respeta nuestro trabajo y recordá acreditar la fuente. Si precisas algún material en particular escribínos a: eldisenso@gmail.com - Gracias!!! :)