El Disenso

IPPF: la primera experiencia piloto en Argentina consiguió que el 91% de las adolescentes embarazadas aborte

por
en Informes/Salud

Hoy desde El Disenso te mostramos los resultados de la primera experiencia realizada en Argentina, con financiamiento de IPPF, en un centro de Salud Pública, que tuvo el “éxito” de lograr que el 91% de las participantes decida interrumpir su embarazo.

De julio 2009 a marzo de 2010, en el Hospital Argerich se llevó a cabo una “experiencia en reducción de riesgos y daños en salud sexual y reproductiva en el marco de la atención integral de adolescentes, con igualdad de género y promoción de derechos” en la que a través de consejerías se brindó asesoramiento a adolescentes embarazadas. Esta “experiencia” seleccionado por la doctora Mirta Roses Periago desde la OMS, contó con dos actores principales: la “Fundación para la Salud Adolescente del 2000” (FUSA 2000) que no es otra que Casa FUSA (IPPF – International Planned Parenthood Federation en Agrentina) y el Departamento Materno Infantil Juvenil – Servicio de Adolescencia del Hospital Argerich, cuyo Jefe de Servicio era en ese momento el Dr. Enrique Berner (entonces Director de Casa FUSA) y la Coordinadora General era la Dra. Sandra Vázquez (ayer tesorera y hoy Presidente de Casa FUSA).

 

La experiencia abarcó a 75 pacientes adolescentes embarazadas que se acercaron a consultar al Departamento Materno Infantil Juvenil – Servicio de Adolescencia del Hospital Argerich a cargo de los responsables de Casa FUSA. De las 75 jóvenes:

  • 7 decidieron continuar con el embarazo
  • 68 decidieron utilizar misoprostol para la interrupción
  • 5 requirieron internación
  • El 93% era la primera vez que abortaba
  • El 78% realizó la consulta en el 1º trimestre de gestación
  • El 57% se embarazó por no haber usado método anticonceptivo
  • El 40% se embarazó por un uso incorrecto del método anticonceptivo
  • No se registraron complicaciones infecciosas en el post aborto

El “éxito” de la consejería de Berner y Vazquez, seleccionada por Periago como ganadora del concurso, fue avasallante: logró que el 91% de las pacientes decidiera abortar su proceso de gestación.

La “experiencia” realizada en 2009, mientras Mauricio Macri era Jefe de Gobierno, y fue sostenida económicamente por un convenio tripartito entre el Ministerio de Salud de la Nación, FUSA 2000 e IPPF, cuya finalidad es “contribuir a que disminuya la mortalidad materna en el país“. Específicamente, desde julio de 2009 y por el término de dos años también entró en vigencia el convenio con IPPF de “Implementación y Expansión de Servicios Integrales de Salud Sexual y Reproductiva en Argentina”. Su objetivo es fortalecer internamente nuestro modelo de reducción de riegos y daños y replicarlo en tres centros de la red asistencial pública del área metropolitana.

Para que quede claro: IPPF fue la organización que puso el dinero para que se realizara esta “experiencia” en la que el consejo de los “profesionales involucrados” (profesionales del Argerich y directivos de FUSA) logró como resultado que el 91% de las adolescentes embarazadas que se acercaron a consultar, decidiera abortar.

El documento se refiere a esta implementación dentro del sistema de salud pública argentino como un “modelo de reducción de riesgos y daños” y hacen la salvedad de aclarar que “Nuestra tarea es sólo de información y asesoramiento y no de indicación de algún método, ya que si lo hiciéramos, estaríamos actuando en contra de lo que las leyes vigentes establecen“. El Código Penal es claro y especifica en el artículo 86 que “Incurrirán en las penas establecidas en el artículo anterior y sufrirán, además, inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperaren a causarlo“. ¿Le cabe responsabilidad legal a los profesionales que “aconsejaron” a adolescentes embarazadas que, en un 91% de los casos, decidieron abortar? Esto podría ser un tema de debate.

Siempre de acuerdo al documento, publicado en 2013, Casa FUSA asegura que la “experiencia” ya benefició al 15% de los adolescentes de CABA.

El impacto demográfico de esta y otras experiencias abortistas es evidente.

Según “Estadísticas y Censos” de la Ciudad de Buenos Aires:

  • En el año 2010 (al inicio de esta prueba piloto) nacieron 44.347 niños en la Ciudad de Buenos Aires.
  • Para 2017, la cifra de nacimientos se redujo a 35.021.
  • La tasa de natalidad cada 1000 habitantes bajó en solo 7 años de 14.6 a 11.4, una reducción del 22%.
  • El porcentaje de niños nacidos de madres menores de 25 años bajó de 27,7 a 22,1 en 6 años, en otras palabras, entre el año 2010 y 2016, los hijos de mujeres de menos de 25 años se redujeron de 12.284 a 8.219.

La directora de la OMS que seleccionó esta “experiencia” como “mejor práctica” del 2010 era Mirtha Roses Periago, quien el martes debía presentarse a exponer en el Senado de la Nación, arengando a favor del aborto legal. Desde El Disenso realizamos la investigación “El Aborto es Negocio: Un estimado de casi 14 mil millones anuales para IPPF” en la que referenciamos este estudio y su vinculación con Periago, quien después de hacerse públicos estos datos faltó a su cita al plenario anunciada para el martes 17 de julio.

Cabe preguntarse si los dueños del “Aborto Clandestino” no son en realidad los mismos sujetos que hoy hacen lobby para legalizar SU propio negocio.

 

A continuación, el documento completo:

Atención Integral de La Salud en La Adolescencia OPS by ElDisenso.com on Scribd



**Si vas a levantar esta nota en tu medio, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente. Gracias!**

Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

? ?


 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*