Ley de Compre Argentino: Diputados analizan el proyecto de promoción a la producción nacional

Reunion de Comision en HCDN - El Disenso

Legisladores nacionales de distintos bloques políticos abordaron el Proyecto de Ley de Compre Argentino y Desarrollo de Proveedores, presentado por el Poder Ejecutivo. La iniciativa busca promover la mayor participación de la producción nacional en las compras públicas y estimular procesos de innovación y de generación de valor agregado en sectores estratégicos.

El presente proyecto de ley tiene por objetivo estimular y activar la producción nacional y, paralelamente, promover inversiones y transferencia tecnológica hacia los sectores de la economía nacional con mayores capacidades tecnológicas y productivas.

El diputado Eduardo Fernández, del Frente de Todos (Córdoba) puntualizó: “Hay que avanzar rápidamente con el Compre Argentino, que es importante para las empresas pymes, y para mantener el trabajo”.

 

 

Por su parte, Agustín Domingo, diputado de Juntos Somos Rio Negro, consideró: “Acompañamos todo el interbloque ese despacho de comisión. Teníamos alguna duda sobre la inclusión de PAMI y las compras a las farmacéuticas, que no nos parecía adecuado incrementar a ese beneficio, y finalmente se terminó sacando esto en despacho de comisión. Con lo cual no tenemos observaciones para hacer”.

Asimismo, el diputado Domingo también mencionó: “Entendemos que es una política que está impulsando el Gobierno para desarrollar las cadenas de proveedores locales, por lo cual estaríamos en condiciones de acompañarlo en el recinto”.

Actualmente, dicho proyecto obtuvo dictamen de mayoría y fue respaldado por un plenario de las Comisiones de Industria, Presupuesto y Hacienda de la Honorable Cámara de Diputados, quedando así en condiciones de ser tratado próximamente en Sesiones.


1 comentario

  1. La “Honorable” cámara de diputados y demás legisladores buscan desesperadamente prevenir el estallido del desabastecimiento y a la vez intentar crear nuevas pymes de donde sacar más guita con los impuestos que es la traducción de transferencias de inversiones a la economía nacional.

    Pymes que no sobrevivirán mucho más con futuros impuestazos y ajustes. ¿Por otro lado, para incentivar es necesario subvencionar económicamente, pero de donde sacaran la plata?

    En 1976 Martínez de Hoz nos dejó una agenda de desindustrialización incentivando la importación y desalentando la producción industrial local para volver al modelo agro-exportador del 30, y debilitando la resistencia de los sindicatos con la mano de obra barata o trabajo en negro.
    Ese mismo programa se acelero con la derrota de Malvinas y el con el “Versalles”, de la entrega Menemista que le siguió. Es la misma agenda que en forma sostenida viene honrándose desde Alfonsín a cada uno de los que vienen usufructuando el sillon de Rivadavia a la fecha, sin excepciones a pesar de que cada tanto se les oyen los cantos de sirena y espejismos industriales del utópico, nostálgico y odiado Verdadero Peronismo.

    Más allá de discursos populistas bien progres se sellaban mega-acuerdos con las multinacionales cuyo rédito económico y progreso el pueblo jamás acaricio pero si socios, pairentes y amigos del nepotismo. Los gobiernos devenidos en gerentes locales de los intereses locales y extranjeros hicieron que más fuentes de producción se crearan, más corrupción hubiera y más allá de lo que dibujaban en el INDEC lo único REAL, PALPABLE y VISIBLE era la expansión de los barrios privados, los countries rodeados como islas de oceanos de villas miseria, violencia droga e indigente miseria; O los que en bote buscaban salvarse con la puerta de EZEIZA; NO las pymes, NO las fabricas, NO obreros.

    El negocio paralelo era la pirámide social del clientelismo para triunfar en las urnas, creando más ambiente clientelar incentivando la toma de tierras y el aumento de impuestos a los que laburaban para solventar esos planes. El resultado fue mas pobreza y descontento. Para apagar el incendio del caos social, kirchneristas y macristas ajustaban en el discurso de la justicia garantista y el de la inseguridad en sus programas de gobierno, pero nada más que eso. Juridicamente en el marco del estado de derecho, se buscó aliviar el caos con el geniol de la impunidad garantista para evitar MÁS CÁRCELES. Culturalmente NO la CULTURA DEL TRABAJO sino adoctrinamiento politico o frivolidades como el futbol gratis.
    Las granjas y estancias que rodeaban la Capital en los 80s fueron arrasadas por asentamientos precarios que jamás vieron otro progreso que ser tapados con basurales y sus derrotados arreados por punteros. Difícilmente bajo esta decadencia política se pueden ver crecer pymes; Es más, muchas que ya no habían sucumbido con impuestos suizos volaron hacia el Brasil, donde encontraron más estabilidad y lejos del alcance de la depredación del sistema tributario local.

    los trompas del kirchnerismo sostienen desde los pies a un frágil presidente que como un payaso triste de circo tambalea entre bambalinas los compromisos con el FMI y como mantener el asistencialismo (Que últimamente no les está sirviendo políticamente), en aras de mantenerse alejado del trágico destino de Alfonsín y de la Rúa. Digo trágico para el pueblo, porque a pesar de los bruscos cambios de gobierno, funcionarios huyendo en estampida y otras veces en helicóptero, el sistema vuelve al mismo itinerario plasmado hace tiempo por Martínez de Hoz. Digamos que este gobierno con acuerdo con la oposición intentara llegar a un acuerdo para llegar a lo Rocky I al final de la campana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.