El Disenso

Arsat no se vendió, solo se lo entregamos a Estados Unidos

El fin de semana se conoció una hoja de condiciones entre Hughes Network Systems LLC y Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima – ARSAT en la que se proponían ciertas cláusulas que fueron presentadas como una privatización de ARSAT y una venta del satélite. Hoy desde El Disenso analizamos el documento firmado por Argentina y te contamos como se llegó a este acuerdo y en que consiste exactamente.

El pasado 22 de diciembre, Marina Millet Gandara solicitó una reunión con Clarisa Lifsic de Estol, Secretaria de Promoción de Inversiones del Ministerio de Comunicaciones, para conversar sobre sobre una potencial inversión conjunta con Hughes Network Systems. Millet Gandara es la Asesora Comercial de la Embajada de los Estados Unidos, detalle que en el registro de audiencias cuidaron de no especificar, mientras que Lifsic es una de las funcionarias que nunca renunció a su actividad privada. De esta manera, la ex presidenta del Banco Hipotecario y ex Directora de la Consultora Axis Inversiones del Ministro de Finanzas Luis Caputo, figura como Directora Titular y miembro titular del Comité de Auditoría en el último balance de Pampa Energía de Marcelo Mindlin.

El Disenso

Audiencia con representantes de Hugues

Por parte de Hughes Network Systems se hicieron presentes Hugo Frega y Ricardo Perelman. Perelman era el Director de Comercialización de Mercury Communications, la empresa que terminó aliada con el Teniente Coronel Raul Corletti demandando al Estado en la causa donde la Oficina Anticorrupción denunció a la Justicia que Germán Kammerath benefició a empresas de su cuñado. Hugo Frega es quien ya había cerrado la sociedad con de Loredo el pasado 16 de octubre cuando ARSAT seleccionó el sistema “Jupiter” de Hughes para brindar conectividad satelital de alta velocidad en escuelas y zonas rurales marginadas. Hughes acordó proveer a ARSAT con el sistema Jupiter de última generación incluyendo gateways y VSATs que operan sobre el ARSAT 1 y 2, con una fase inicial de puesta en marcha de mil terminales que se extenderá hasta 3 mil localidades.

Este sistema fue presentado en la Embajada de Estados Unidos el 1 de diciembre de 2016, en un evento organizado por el entonces embajador Noah Mamet. En esa gala, el embajador “felicitó” a Perelman y Frega por su labor en Argentina, agregando que “su tarea local va más allá del trabajo satelital” para cerrar explicando que “Su trabajo hace avanzar la relación Estados Unidos-Argentina”. Recordemos que hasta este momento, Hughes había logrado acceso a ARSAT 1 y 2 a través de la provisión de Gateways con la excusa de proveer conectividad a zonas rurales.

El Disenso

Embajada de Estados Unidos presentación Hughes

¿Y quien es Hughes?

Desde el año 2012, Hughes es el encargado de proveer al Departamento de Estado de los Estados Unidos con soluciones satelitales a medida para comunicaciones, contrato otorgado por la U.S. General Services Administration (GSA), una agencia independiente del Gobierno de los Estados Unidos, creada en 1949 que controla y apoya el funcionamiento de las agencias federales. El contrato con Hughes incluye la provisión de comunicaciones satelitales comerciales, comunicaciones gubernamentales incluyendo comunicaciones federales, civiles, de defensa y agencias de inteligencia.



El Acuerdo

El 2 de julio Motor Económico había hablado sobre el acuerdo firmado entre ARSAT y Hughes respecto al ARSAT 3, donde se plantea la entrega del ARSAT a una empresa norteamericana, mientras que el fin de semana desde Economía Política se hizo pública una copia de la hoja de condiciones entre Hughes Network Systems LLC y Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima – ARSAT.

Analizando el contenido, es incorrecto afirmar que el satélite se privatizó.

La empresa ARSAT en conjunto con Hughes expone potenciales arreglos comerciales entre ambas,a partir de la creación de una nueva compañía aún no definida. La mención a “NewCo” se utiliza a los fines de documentación legal para referirse a New Company (nueva compañía) y no determina un nombre en si mismo por lo que también es incorrecto decir que ARSAT deja de llamarse ARSAT para llamarse NewCo. NewCo no existe, y ARSAT sigue siendo ARSAT.

El ARSAT 3 será construido por INVAP, no por Hughes ni por la nueva empresa.

La potencial compañía compuesta por ARSAT y Hughes se dedicará a la provisión y venta de servicios sobre Banda Ka. Acá hacemos una salvedad: La Banda Ka es un rango de frecuencias que se usa en comunicaciones satelitales y que al tener mayor ancho de banda permite velocidades de transmisión más altas.

La operación del satélite ARSAT 3 corre exclusivamente por cuenta de ARSAT.

ARSAT aportará una inversión de U$s 230 millones y su posición orbital, mientras que Hughes aportará U$s 50 millones y los gateways, equipos de red y terminales para prestar los servicios de banda ancha a los clientes y también a distribuidores. Hughes tiene la exclusividad para la provisión de equipos y ARSAT para la provisión de fibra óptica y data center.

ARSAT aportará hasta un 25% de capacidad de banda Ka disponible en ARSAT 3 para la nueva compañía Newco, quedando a disposición de ARSAT un remanente de 75% de banda .

La participación en la nueva empresa será “hasta” 49% ARSAT y “al menos” 51% Hughes.

EL 16 de septiembre de 2016 el Ministerio de Comunicaciones a través de la resolución 380-E/2016 le otorgó a DirectTV una autorización “precaria y experimental” que la habilitó a realizar una prueba piloto por 2 años con 216 MHz de la capacidad del satélite geoestacionario Spaceway-2, que opera en Banda Ka. DirectTV es una empresa que fue creada 31 años atrás, el 20 de diciembre de 1985 bajo otro nombre: “Hughes Electronics Corporation”.

Y así se cierra el círculo: en septiembre del año pasado el gobierno autorizó a DirectTV (Hughes) a realizar una prueba de Banda Ka, en octubre le confirmó la sociedad para la provisión de servicios a través de ARSAT 1 y 2, en diciembre se hizo la presentación en la Embajada de los Estados Unidos y luego la reunión en Casa Rosada. El 29 de Junio de Loredo viajó a Washington donde se rubricó una hoja de condiciones que tiene plazo hasta el 31 de agosto para formalizarse. De esta manera, Estados Unidos no solo tiene acceso a nuestras ciberpolíticas sino a nuestra red satelital completa, controlando el flujo de datos desde y hacia Argentina a través de nuestros propios satélites.

Con esta jugada, le entregamos al contratista del Departamento de Estado de los Estados Unidos el control de nuestros satélites, y nuestros sueños de soberanía digital.


📌 Colaborá con El Disenso 👉 Hacé click aquí!

📌 Contactános de manera segura y directa 👉 Hacé click aquí!

📌 Seguínos desde 👉 Facebook - Twitter - Telegram - YouTube - Instagram

📌 Recibí El Disenso en tu mail 👉 Hacé click aquí!



Comentarios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

nulled wordpress themes

Close
error: Si querés compartir nuestro contenido utilizá las herramientas disponibles en nuestro blog. Respeta nuestro trabajo y recordá acreditar la fuente. Si precisas algún material en particular escribínos a: eldisenso@gmail.com - Gracias!!! :)