El Disenso

Sopa de Piedra: un negocio de 1800 millones que subvencionamos y financiamos vos y yo

Una piedra, agua caliente, verduras frescas y un poco de estofado hacen una exquisita sopa de piedra. Calcaterra, los contactos políticos de su primo Macri, las exenciones fiscales que le da la provincia de Mendoza y la financiación que le otorga el Estado a través de dos bancos públicos, hacen un negocio multimillonario, donde Calcaterra aportó lo mismo que la piedra a la sopa.

Una piedra / Calcaterra

Fabio y Angelo Calcaterra son los primos de Mauricio Macri. En 1994, Carmen Martínez Rivarola, la viuda de Juan Manuel Bordeu y primera suegra de Mauricio Macri, le vendió la empresa Alimentos Modernos SA a Angelo Calcaterra en 750.000 dólares. Dos años después la multinacional holandesa Farm Frites compró una parte de las acciones, y en 1999 tomó su control, con el 100% del paquete accionario. Sin embargo dejó como CEO a Fabio Calcaterra, el hermano menor de Angelo. El 28 de noviembre de 2007, Angelo y Fabio crearon San Fili SA y la familia compró 15.000 hectáreas en el Valle de Uco en Mendoza. La inversión en infraestructura rondó los 15 millones de dólares, incluyendo riego, tendido eléctrico y la construcción de un frigorífico de 4800 metros cuadrados, con una capacidad de acopio para 11.000 toneladas de papa y una estación meteorológica. En 2009, Alimentos Modernos y San Fili, ambas presididas por Fabio, crearon Cool Mind, propietaria del depósito en Munro donde se almacenaban las papas ya procesadas.

La proliferación de empresas distintas, asociadas entre ellas o controlantes unas de otras, que cada dos o tres años cambian de nombre, es una característica en los negocios de los Macri, tanto aquí como en Brasil, ya que esa mudanza de piel corporativa desorienta a investigadores judiciales, periodísticos y/o tributarios y a provincias en busca de inversiones nuevas. Al igual que los siniestros, hace más fáciles las cosas.

En 2012 un derrumbe en el depósito de Munro afectó 1.300 toneladas de papas. Fabio fue acusado por apoderarse, o no dar cuenta, del faltante de 500 toneladas. Para la limpieza del estropicio, retiro de residuos y disposición final de la mercadería dañada, contrató a Arcillex SA, una empresa conformada por dos directivos de SOCMA (Sociedades Macri): Juan Manuel Morsella y Eduardo Javier Flores Maini, socios a su vez de Angelo Calcaterra en ECOL, otra empresa del grupo, a la que le pagó 30 veces más de lo que se cotiza por esa tarea. Además no era una empresa de limpieza. Recién después modificó su estatuto para incluir esas tareas en su objeto social. Lo que Arcillex poseía eran camiones. Entre Munro y Mendoza hay 1096 kilómetros de ruta.

Farm Frites denunció a Fabio por ese faltante de 500 toneladas de papas congeladas. La causa 45.678/2014 quedó radicada en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción Nº 34. En 2014 fue procesado por esa presunta defraudación a la empresa que él mismo presidía. En abril de 2017, la Sala Séptima de la Cámara del Crimen le dictó la falta de mérito (es decir sin pruebas suficientes para procesarlo pero tampoco para sobreseer) y ordenó profundizar la investigación. El Ministerio Público Fiscal lo llamó nuevamente a indagatoria por los eventuales delitos de “defraudación por administración fraudulenta”. En una reciente investigación de El Disenso te mostramos como Calcaterra pudo haber simulado un siniestro desapareciendo 500 toneladas de papas procesadas y congeladas, propiedad de su ex empresa Alimentos Modernos, y con la connivencia de los directivos de Arcillex, sus socios en otra empresa del Grupo Macri, y al menos uno de los directivos de Cool Mind SA, comercializarlas con su nueva empresa de papas San Fili.

El agua caliente / El clima político

La llegada de Macri a la presidencia argentina significó para los hermanos Calcaterra una oportunidad inmejorable para hacer negocios. María Pía Monkes Calcaterra, hija de Angelo, fue nombrada en la UIF – Unidad de Información Financiera desde donde se combate el lavado de dinero en el país, IECSA y Creaurban se convirtieron en los mayores ganadores de readecuaciones y licitaciones multimillonarias del Estado, con más de 3 mil millones en obras y hasta un monumento, el Banco Central les confirmó a los primos la adquisición del Banco Interfinanzas con sede en Caiman, y de esta manera se abrieron innumerables horizontes para nuevos emprendimientos en todo el país.

Las verduras frescas / El Bono Fiscal

En mayo del año pasado, el gobierno mendocino de Alfredo Cornejo, quien pretende acompañar a Mauricio Macri en la fórmula para 2019, presentó un “Programa de Fomento a la inversión estratégica”, que otorgaría un estímulo fiscal de 1.000 millones de pesos a empresas que invirtieran en proyectos que impliquen la generación de trabajo para mendocinos. Triunfador absoluto fue Fabio Marcelo Calcaterra, primo presidencial, hijo de la única hermana de Franco y Tonino, María Pía Macri. En tramos del negocio también está asociado su hermano Ángelo.

El bono fiscal que ofreció el gobierno de Cornejo era para “inversiones productivas realizadas en el territorio de la Provincia de Mendoza a partir del 2017 y / o que inicien durante el periodo fiscal 2017”. Calcaterra se las ingenió para presentar como un proyecto nuevo su negocio establecido diez años antes en el Valle mendocino de Uco. Se presentaron 163 proyectos, 39 fueron excluidos, 124 llegaron a la etapa de análisis, y el listado final incluyó a 52 ganadores. El proyecto que recibió el bono más abultado de la lista fue Simplot Argentina, que prometió invertir 964,7 millones de pesos para instalar una planta de papas fritas congeladas y de puré en escamas que estiman empleará a cerca de 148 mendocinos.

 

El Disenso

Bono Fiscal Mendoza

“Simplot Argentina SA” no es otra que la ex Cool Mind SA de Calcaterra que según sucesivas publicaciones en el Boletín Oficial cambió su nombre a Simplot Argentina SA y luego a Simplot Argentina S.R.L. Según el Boletín Oficial mendocino, el monto solicitado fue de 600 millones de pesos, con lo cual la inversión neta de IVA validada técnicamente es de 964,7 millones y la parte local de 302,4 millones, con un beneficio fiscal asignado de 85,9 millones y la posibilidad de deducir Ingresos Brutos por hasta el 100% de lo desembolsado en la inversión, a razón de un 10% mensual. El certificado de crédito fiscal es transferible y podrá utilizarse hasta en cinco (5) años computados desde el 1º de enero de 2017. No es un subsidio desdeñable.

El Estofado / El Financiamiento

En una entrevista concedida a Clarín, Fabio declaró que realizó “un acuerdo comercial con Simplot para que desembarcara en el país” con una inversión de más de 100 millones de dólares, para poner en marcha durante 2018 la construcción de una fábrica de papas fritas en Mendoza. Así dio a entender que se trataba de una “inversión extranjera” y no de capas sucesivas de su propia cebolla societaria. Una vez obtenido el Bono Fiscal, Calcaterra salió a buscar el dinero para la inversión. ¿Y quién se lo dio? Vos y yo. El 2 de noviembre de 2017, Simplot Argentina S.R.L. y la productora de papas San Fili S.R.L., obtuvieron un préstamo sindicado, bajo la modalidad de project finance, liderado por Banco de Galicia y Buenos Aires S.A. y HSBC Bank Argentina S.A. Si bien Calcaterra cuenta con un banco propio, el Interfinanzas, propiedad de Fabio y Angelo en sociedad con el empresario Fernando Javier Mauro, el préstamo al primo del presidente se lo dieron el Banco de Inversión y Comercio Exterior – BICE y el Banco de la Ciudad de Buenos Aires. El BICE es un banco público cuyo único accionista es el Estado Nacional y se enfoca en promover las inversiones y el comercio exterior a través de créditos de mediano y largo plazo. El Banco de la Ciudad es el agente financiero del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, interviene en su representación y en las operaciones de crédito y demás gestiones financieras que realice. También puede organizar y formar parte de consorcios o agrupaciones de bancos que coloquen o contraten empréstitos, préstamos sindicados, bonos o títulos de deuda en el país o en el exterior.

Según el prospecto emitido, el Estudio Bruchou, Fernández Madero & Lombardi asesoró a las entidades financieras involucradas en el financiamiento (el Estado) mientras que el Estudio Beccar Varela fue el consultor de las empresas acreedoras (Calcaterra). El estudio Bruchou, Fernández Madero & Lombardi, le ha cubierto a Macri algunos de sus puestos estratégicos, como es el caso de Rocío Balestra en la Comisión Nacional de Valores y Siro Astolfi en Aerolineas Argentinas, en tanto Emilio Beccar Varela forma parte de la gerencia de Simplot Argentina SA.

De esta manera, un emprendimiento que data de 2007 consiguió un bono fiscal multimillonario en la provincia de Mendoza como parte de una supuesta inversión de alrededor de 1800 millones de pesos para construir una fábrica. Recién luego de otorgado el beneficio fiscal, la empresa salió a buscar financiación y la consiguió a través de dos bancos públicos. De esta manera, Calcaterra se convirtió en la piedra de su propia sopa.

——————–

Nota publicada en El Cohete a la luna de Horacio Verbitsky

Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

👉 👈

 

Dejá tu comentario!!!

Comentarios

Hacé escuchar tu voz. Dejá tu comentario!

nulled wordpress themes

Close