El Disenso

Machir Bay SA: La offshore de Macri constituida para evadir y fugar 1500 millones de dólares

por
en Investigaciones/Nación

La empresa SOCMA, del Grupo Macri, vendió el frigorífico Estancias del Sur apenas un mes después de haberlo adquirido. La compradora fue una firma offshore llamada Machir Bay SA, cuyo representante resultó ser un hombre de SOCMA. Se estima que la maniobra buscó evadir y fugar cerca de 1500 millones de dolares.

Solo 30 días después de que SOCMA comprara la mayoría accionaria del frigorífico cordobés Estancias del Sur, decidió vender la empresa a la offshore Machir Bay SA, una empresa Uruguaya que no tributaba en Argentina. El precio de venta se fijó en u$s 3.350.000 (unos 83 millones de pesos). Al momento de la venta, SOCMA declaró que la empresa no tenía deudas ni pasivos a excepción de un crédito con la BNL – Banca Nazionale Del Lavoro que estaba incluida en una renegociación de deuda por parte del SOCMA. En el acto de compra, Machir se comprometió a hacerle pagar a Estancias del Sur dicha deuda con prioridad de pago ante cualquier otra erogación. La información se dio a conocer a través de un informe del programa periodístico ADN.

En 2005 se conoció el dato de que Mauricio Macri adquirió el 1,9% del paquete accionario de la BNL. Apenas unos meses después, el vocero de Franco Macri declaró que los primos presidenciales, Angelo y Fabio Calcaterra habían adquirido un 1,85% del paquete accionario de la BNL, de esta manera la familia Macri se hizo con el 5,6% de la BNL. Desde Reuters se informó que otros dos inversores argentinos poseían un 2% cada uno del total de la BNL, pero sus nombres no fueron revelados. Los Macri, que poseían el 5,6% de la BNL, también tenían créditos varios con la entidad bancaria a través de SOCMA y de sus empresas subsidiarias, como es el caso de Estancias del Sur.

Machir es la connotación lingüística hebraica del apellido Macri. La empresa uruguaya Machir Bay SA fue constituida el 1 de enero de 2001. Apenas realizada la venta, Machir Bay SA le reclamó a Estancias del Sur el pago de u$s10,248,625.95 presentando 12 contratos mutuos entre SOCMA y Estancias del Sur. Estos contratos no constan en las actas de asamblea del frigorífico ni en las actas del directorio. Tanto el frigorífico como Machir estaban a nombre de la misma persona: Luis Carlos Ressio. El informe presentado por el periodista y legislador cordobés Tomás Méndez, da cuenta de que los Macri vaciaron el frigorífico para asegurar que no se le abonen deudas a ningún acreedor real y que Estancias del Sur abone la deuda con la BNL adquirida SOCMA. El dinero para estos pagos provenía de la cuota Hilton asignada al frigorífico. En la causa que investiga esta multimillonaria estafa, están investigados por colusión tanto Ressio como las autoridades de la BNL que intervinieron en el instrumento crediticio. Los acreedores originales de Estancias del Sur fueron estafados junto con los 500 empleados que al cierre de frigorífico cobraron apenas el 50% de su indemnización. Si bien la offshore Machir Bay SA cobró y manejó miles de millones de dolares, nunca tributó un centavo en argentina.

También en Brasil

Lo sucedido con Estancias del Sur, tuvo su réplica en Brasil. Frigorífico Chapeco es una empresa del Grupo Macri en el país carioca, cuyo pasivo alcanza los 340 millones de dólares, que al igual que el Correo Argentino atraviesa un proceso concursal, y donde pidió la misma quita que en el concurso local del Correo Argentino… pero se la negaron.

Tras estar en crisis por 15 años, la Justicia de Santa Catarina decidió la quiebra del Frigorífico Chapecó, cuyo 65% de las acciones aún pertenece al grupo Macri. La familia del líder PRO y los otros dueños siguieron la misma lógica que con el Correo Argentino, incluida la búsqueda de un perdón de más del 90% de la deuda, pero en Brasil, a diferencia de Argentina, la propuesta de la compañía a sus acreedores fue rechazada de plano. Chapecó también pertenece al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) que tiene un 30% del paquete accionario, y el resto está en la Bolsa.

Con claridad, no cabe duda de que el pedido de concurso es una farsa. La situación de las compañías era de total insolvencia” sostuvo la jueza en su fallo.

En los dos meses siguientes a la prórroga del concurso, la firma presentó un plan que contemplaba una quita de 91% del pasivo, tal como fue la propuesta del Grupo Macri que, en Argentina, Macri como acreedor en representación del Estado había aceptado. En Brasil, en cambio, le dijeron que no.

El Disenso

La jueza en Brasil realizó una comparación entre el caso del Correo Argentino y el caso Chapecó, señalando en primer lugar, que sucedieron en fechas próximas, que también en ambos casos se encuentran involucrados órganos oficiales, que el Grupo Macri asumió el control de ambas empresas sin aportar capital propio, que ambas empresas tuvieron problemas de gestión que terminaron con un colapso financiero y que en ambos casos sucedió en el plazo de 2 años desde que el Grupo Macri tomó el control. Pero las similitudes no terminan ahí: ambas empresas sufrieron investigaciones por parte de organismos públicos y ambas entraron en concurso de acreedores.

A lo largo de su fallo, la jueza expresa que el Grupo Macri, a partir de la renuncia de sus principales directivos, “prácticamente abandonó la empresa, despidiendo a 4600 empleados y desactivando y paralizando la totalidad de operaciones de la empresa Chapecó“.

También sus acciones produjeron efectos letales sobre el valor del negocio, sobre sus obligaciones sociales para con la comunidad y la familia de sus trabajadores y con los miles de proveedores, también sobre la economía de la región y principalmente sobre la capacidad de honrar sus compromisos con miles de acreedores” señala la jueza, quien culmina su fallo señalando:

El Grupo Macri ejecutó un verdadero genocidio empresarial“.

El Disenso

El fallo también menciona que existe una “clara maniobra destinada a vaciar a la empresa Chapecó, a partir del pago de honorarios a directores, diversos gastos en consultoría y otros gastos que no poseían relación alguna con la situación real de la empresa“, un accionar idéntico al denunciado por la fiscal Boquin en su último dictamen, a través del cual detalló todas la maniobras de vaciamiento de Correo Argentino, que en lugar de mantener sus fondos para el eventual pago de sus deudas una vez que concluyera su concurso de acreedores, se dedicó a transferir dinero a otras empresas de la familia Macri.

Los Macri también pidieron dinero para pagar honorarios de 5 directores de la empresa, por lo que tendrían más directores que empleados para manejar una empresa sin actividad.

En el caso del Correo Argentino, la Fiscal Boquin encontró enormes gastos en honorarios de directores, mucho más de lo informado. También se detectaron gastos extraños, como el pago de la obra social de Raúl Casa que dejó de ser director en 2011, “al cual se abonan llamativos conceptos, como ser subsidio por maternidad”. También se encontró un gasto correspondiente a la fiesta de fin de año en 2012, fecha en la que entre directores y empleados serían 8 personas, pero para el festejo se consignaron gastos por $15.000 más otros $15.000 por “conducción, animación, magia con canciones de la fiesta de fin de año”.

La justicia brasilera definió a Macri como un genocida de gigantes empresas adquiridas sin poner un solo peso de capital y que luego son vaciadas deliberadamente a través de gastos simulados. Así avanzó vaciando empresa tras empresa y así, hoy, gobierna nuestro país.

 

El informe completo de ADN sobre Machir Bay SA y la estafa de Estancias del Sur



Justicia Brasilera: el Grupo Macri es un genocida empresarial



**Si vas a levantar esta nota en tu medio, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente. Gracias!**

Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

? ?


 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*