El ex Jefe AntiLavado Félix Marteau cobra un contrato del Bapro por 1,45 millones de pesos

Marteau, el experto en Lavado de Activos que pasó de trabajar en el gobierno de Néstor a furioso anti k, fue nombrado por Macri al frente de la Coordinación para el Combate de Lavado de Activos, pero renunció luego de un dictamen de la OA y una denuncia penal en su contra, y hoy ostenta un contrato con el Bapro por 1.452.000 pesos .

El especialista en lavado Dr. Juán Félix Luis Marteau trabajó para el gobierno kirchnerista redactando el “Proyecto de Ley sobre Asociaciones Ilícitas Terroristas y Financiación del Terrorismo“, vulgarmente conocido como Ley Antiterrorista, que fuera aprobado en 2007. Al asumir CFK, Aníbal Fernández lo removió de su puesto y el experto en lavado se convirtió en asesor de Elisa Carrió. Juan Félix Marteau fue sindicado en los Wikileaks como informante de la Embajada de Estados Unidos y de acuerdo a las crónicas publicadas en esa época, supo representar al Grupo Clarín en la causa iniciada a raíz de la denuncia realizada por Hernán Arbizu, ex directivo del banco de inversiones norteamericano JP Morgan, quien delató una serie de manejos a través de los cuales sus directivos habrían creado sociedades offshore para “realizar operaciones financieras fraudulentas y evadir impuestos“.

Desde hace largos años, Marteu es contratado por el GCBA a través de asesoría directas o bien a través del Banco Ciudad. Su cachet fue incrementándose con el correr del tiempo, y pasó de cobrar $14,520 mensuales, a un contrato por 75 mil dolares.

El 22 de marzo de 2016 a través de la Decisión Administrativa 216/2016, Macri nombró al Doctor Juan Félix Luis Marteau como “Coordinador Nacional” del “Programa de Coordinación Nacional para el Combate del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo“. Al asumir su cargo, el funcionario dejó el manejo de su estudio, pero el Diputado Tailhade del FPV tomó conocimiento de que Marteau visitaba diferentes entidades ofreciendo los servicios de su estudio jurídico, lo que se vio confirmado por un flyer que llegó a las casillas de correo de varios funcionarios. En ese momento, el Coordinador Nacional fue denunciado penalmente por el Diputado Tailhade por un posible conflicto de intereses mientras que la Oficina Anticorrupción inició un expediente al respecto.

De acuerdo a Perfil, el funcionario se habría enfurecido al enterarse que la Oficina AntiCorrupción se encontraba investigándolo y “entró al despacho de Laura Alonso, la titular del organismo, pegándole una patada a la puerta”. Marteau negó el hecho pero el mismo medio reportó otro antecedente que da muestra de un perfil agresivo “En abril, durante una conferencia en el campo de polo, se cruzó con un abogado de un banco que lo insultó, y él respondió con un golpe, lo que derivó en una denuncia judicial. Marteau en su momento lo negó y dijo que lo había empujado sin intención. Fue frente a varios testigos“.

Marteau presentó un escrito con su descargo asegurando que no existía conflicto alguno con su estudio jurídico y desmintió haber representado a Clarín y a JP Morgan en las causas por lavado de dinero, aunque aceptó haber representado a Clarín en el pasado, dejando por escrito que había renunciado a los casos en curso que pudieran significar algún tipo de incompatibilidad.

Esta respuesta fue diferente a la brindada por Clarín ante el requerimiento de la OA, donde el multimedio aseguró que existían “Otros servicios profesionales prestados por el estudio Marteau. Abogados / Attorneys-at-Law al Grupo Clarín S.A. y/o sus directivos” como ser “desarrollo de la estrategia legal en la querella presentada por Grupo Clarin S.A. en el expediente N° 11.071/2010″  y “diseño e implementación de Políticas de Prevención de LAFT” para tres entidades vinculadas a dicha empresa “Fundación Roberto Noble, GC Gestión Compartida S.A. y Oportunidades S.A.” servicio donde Clarín aseguró que Marteau “Continúa actualmente”.

En el dictámen de la OA emitido el 20 de enero de 2017, no se verificó la “hipótesis de conflicto de intereses” pero el organismo liderado por Laura Alonso le exigió a Marteau que se abstenga de  “brindar servicios profesionales a entidades o particulares sobre materias en las que debe coordinar políticas públicas, así como sobre cualquier otra materia a personas involucradas o investigadas por lavado de activos o financiación del terrorismo, ya sea en forma particular o en el ámbito del estudio jurídico “Estudio Marteau. Abogados / Attorneys-at-Law” (artículos 9º, 23 y 41 del Decreto N° 41/99). En caso de que todavía existan vínculos profesionales como los precedentemente señalados, deberá adoptar las medidas conducentes para su inmediato cese“.

La denuncia penal presentada por el diputado Rodolfo Tailhade en Comodoro Py recayó en el juzgado de Bonadio, de estrecha relación con Marteau. El magistrado es asiduo concurrente y expositor a los posgrados que imparte el experto en la UBA. Por esta razón, no sorprendió que Bonadio desestimara la denuncia en contra de Marteau con la velocidad de un rayo, hecho que el denunciado festejó desde sus redes.


El 1 de junio de 2017, Marteau renunció a su puesto como Coordinador de Combate del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo, siendo su principal logro de gestión la firma del convenio con la Corte Suprema de Justicia para que el Ministerio de Justicia de la Nación comparta datos con la “Ojota”, la dependencia encargada de realizar las escuchas telefónicas legales.

Antes de renunciar a su puesto en Nación, Marteau se aseguró un trabajo en el Banco Provincia, donde a través de una “Compra Directa”, obtuvo un “Contrato de Servicios” a su nombre por 1.452.000 pesos fechado el 2 de marzo de 2017.

 



**Si vas a levantar esta nota en tu medio, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente. Gracias!**

Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

👉 👈

 

Dejá tu comentario!

nulled wordpress themes