Covid19: El Ministro Rossi confirmó a El Disenso que personal de las FFAA participará de manera voluntaria en las pruebas de la vacuna

El Disenso

En diálogo exclusivo con El Disenso, el Ministro de Defensa de la Nación Agustín Rossi confirmó hoy que personal de la FFAA participará de manera “voluntaria” en la prueba de la potencial vacuna de ARNm BNT162 de Pfizer/Biontech que se realizará en el Hospital Militar Central a través de la Fundación Infant. El proyecto es financiado de forma directa por la Fundación de Bill & Melinda Gates.

El pasado 10 de julio, desde El Disenso dimos a conocer que Bill Gates es el hombre que, a través de sus aportes multimillonarios a la Fundación Infant, su sociedad con el Laboratorio Pfizer y la compra de acciones del Laboratorio BionTech, está detrás de la prueba de la potencial vacuna contra el COVID-19 a realizarse a partir de este mes en Argentina.

 

 

La potencial vacuna fue probada por primera vez entre el 4 de mayo y el 19 de junio en Estados Unidos, salteando el paso previo del testeo en animales. El ensayo, en curso en Estados Unidos en su Fase I / II ( NCT04368728 ), fue diseñado para evaluar la seguridad, tolerancia e inmunogenicidad de inmunizaciones con dosis crecientes de BNT162b1; durante el procedimiento, 45 sujetos de prueba fueron asignados al azar y vacunados. Los resultados preliminares fueron publicados en un preprint el día 1 de julio.

La población de estudio consistió en humanos sanos, hombres y mujeres no embarazadas, con una edad media de 35.4 años (rango de 19 a 54 años); 51.1% eran hombres y 48.9% mujeres. La mayoría de los participantes eran blancos (82.2%), no hispanos ni latinos (93.3%)“.

Si bien el estudio comenzó con 45 adultos sanos, los datos preliminares para BNT162b1 provienen de los 24 sujetos que recibieron dos inyecciones de 10 µg o 30 µg. Los investigadores notaron tras la segunda inyección una elevación de las concentraciones de IgG de unión al RBD.

Los 12 participantes que recibieron una primera inmunización de 100 µg no recibieron la segunda dosis debido a los reportes de reacciones locales y eventos sistémicos; en comparación con aquellos que recibieron dosis menores, no se registraron aumentos significativos en la inmunogenicidad.

Nuestro estudio tuvo varias limitaciones. Si bien utilizamos suero de convalecientes para comparar, aún se desconoce el tipo de inmunidad (células T versus células B o ambas) y el nivel de inmunidad necesario para proteger contra COVID19. Además, en el análisis de los datos disponibles no se evaluaron las respuestas inmunes o la seguridad, más allá de 2 semanas después de la segunda dosis de la vacuna“.

El seguimiento a los sujetos de prueba continuará durante los próximos 6 meses, recopilando eventos adversos graves, infección por COVID-19, y múltiples mediciones de inmunogenicidad adicionales durante un lapso máximo de dos años.

Estos hallazgos clínicos para la potencial vacuna basada en ARN BNT162b1 son alentadores y sustentan a la autorización de vía rápida y la fabricación en riesgo. El texto hace referencia a la autorización especial otorgada recientemente por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos a los laboratorios BioNTech y Pfizer con el fin de acelerar el desarrollo y testeo de su producto contra el COVID19.

El corto período de menos de cuatro meses en el que hemos podido avanzar desde de los estudios preclínicos a las pruebas en humanos es extraordinario aseguró Albert Bourla, presidente y CEO de Pfizer. Ni bien BNT162 reciba el visto bueno de la FDA, los laboratorios proyectan la producción de millones de dosis de vacunas en 2020, aumentando a cientos de millones en 2021.

Fase 2b/3 – Argentina

El paso siguiente se llevará a cabo en nuestro país, a través de la Fundación Infant, y tendrá lugar en el Hospital Militar Central.

De acuerdo a un documento al que accedió El Disenso de forma exclusiva, la Dirección General de Personal y Bienestar realizaría una “Selección” de 3.500 integrantes de las FFAA para participar como “voluntarios” en la investigación de la potencial vacuna de BionTech/Pfizer contra el Covid19.

El Disenso

El Disenso

El Disenso

El Disenso consultó al Ministro Agustín Rossi qué seguridad/información se le brindara al personal de la fuerza que se expondrá al riesgo de aplicarse un producto experimental de este tipo (vacuna de ARNm): Se le brindará toda la información y el personal que acceda deberá dejar establecida su conformidad por escrito. Los voluntarios no serán solamente militares sino que el laboratorio ya tiene un listado de ciudadanos/as que ya han comunicado su asentimiento para serlo”.

De acuerdo a las especificaciones que constan en el documento que llegó a nuestra redacción, los criterios de exclusión a utilizarse en nuestro país para los sujetos de prueba son bastante diferentes a los solicitados en Estados Unidos, donde se excluyó a los soldados de ese país de la posibilidad de someterse a la prueba de seguridad de esta vacuna.

Como es inevitable considerar que puedan aparecer efectos secundarios a raíz de la aplicación de esta vacuna experimental y nos preocupa que de algún modo se esté estatizando el riesgo del empresario privado cuando se avala que esta fundación realice experimentos a través de instituciones públicas como el Hospital Militar Central y en sujetos de prueba que forman parte de nuestras FFAA, preguntamos al Ministro específicamente quién sería el responsable civil de las eventuales consecuencias: ¿El Estado Nacional o la Fundación Infant (que puede esfumarse en el aire)? A lo que el Licenciado Rossi respondió que El tema es absolutamente VOLUNTARIO, ningún personal militar está obligado a prestarse a serlo. No hay ningún reconocimiento por ser voluntario ni ninguna sanción por no serlo. Es una decisión individual, personal, no colectiva ni institucional.

Los problemas de Pfizer con la justicia

En Estados Unidos, en el año 2009, Pfizer Inc. acordó el pago extrajudicial de u$s 2.300 millones por comercializar de manera irregular el medicamento Bextra para la artritis, retirado del mercado por problemas de seguridad. En 2012, Pfizer acordó con la Comisión del Mercado de Valores y el Departamento de Justicia de EE UU el pago de 60 millones de dólares y 48 millones de euros por sobornar a médicos y funcionarios públicos en el exterior. El gigante farmacéutico fue acusado de violar la Ley de Prácticas de Corrupción en el Extranjero, que prohíbe realizar pagos a funcionarios de otros Gobiernos para obtener ventajas económicas.

En Argentina, también en 2012, Pfizer fue acusado y condenado por “conducta delictiva”. El fallo responsabilizó a la empresa por haber forzado a sus empleados al pago de coimas y entrega de regalos a galenos a cambio de que recetaran sus fármacos. Ese mismo año, la justicia local multó por un millón de pesos al laboratorio estadounidense GlaxoSmithKline y a los médicos Héctor Abate y Miguel Tregnaghi por irregularidades ocurridas  durante los ensayos clínicos de una vacuna contra la neumonía que fue probada en infantes en las provincias de Santiago del Estero, San Juan y Mendoza. Durante esas pruebas fallecieron 14 bebes y niños. Hoy GSK y Pfizer fusionaron sus respectivos negocios de medicamentos de venta libre, convirtiéndose en un gigante farmacéutico a nivel mundial.

 


[ Si vas a levantar esta publicación, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente. Muchas Gracias! ]

Este medio no posee pauta y se sostiene gracias a la colaboración de nuestros lectores.
Para que este proyecto continúe y podamos redoblar nuestro trabajo, te invitamos a

👉 👈

 

1 comentario

Dejá tu comentario!