Villa 31: Larreta quiere meter a 3 escuelas en un galpón y reducir las vacantes

Los docentes de la Escuela Primaria Nº 25 “Bandera Argentina”, la Escuela Infantil Nº 5 y la Escuela de Educación Media Nº 6 “Padre Mugica” de Villa 31 están en pie de lucha tratando de evitar que el Jefe de Gobierno traslade a los 3 establecimientos educativos a un galpón ubicado en la Calle Ramón Carrillo 1720, dejando a la secundaria ubicada en aulas containers, para derrumbar el actual lugar que ocupan, bajo la promesa de construir un “polo educativo” del cual no se tienen mayores especificaciones ni plazo de finalización.

Le escolarización de los niños que residen en la Villa 31 es uno de los temas que el macrismo arrastra gestión tras gestión, con faraónicas promesas que nunca llegan a cumplirse, mientras el tiempo pasa y los niños crecen sin posibilidad de ir al colegio. A la falta de establecimientos educativos en el lugar se le suma también la dificultad en el transporte, lo que agrava la situación. El único establecimiento en la zona es la escuela La Banderita que funciona en un antiguo obrador frente a Comodoro Py, donde confluyen la Escuela Primaria Nº 25 “Bandera Argentina”, la Escuela Infantil Nº 5 y la Escuela de Educación Media Nº 6 “Padre Mugica”, que ahora el GCBA quiere trasladar y demoler.

Un galpón no es una escuela

Desde el GCBA recientemente informaron que los alumnos de la Escuela Primaria N° 25 y la Escuela Inicial N° 5 serán trasladados, a partir del próximo ciclo lectivo, al galpón que hasta hace poco tiempo ocupaban los talleres de la concesionaria Dietrich, de la familia del Ministro de Transporte. Actualmente, ese galpón no cuenta con las condiciones mínimas necesarias para que los niños acudan al lugar.

Los docentes señalan que los techos poseen importantes desprendimientos, hay falta de luz y ventilación apropiada, y que el galpón está ocupado por personas en situación de calle que duermen allí. También remarcan la inseguridad de la zona “Se trata de un terreno no neutral ni ajeno a las problemáticas que suceden en el interior del barrio“, y la distancia respecto al actual establecimiento, ya que muchos de los alumnos del nivel secundario son quienes se encargan de llevar a sus hermanitos mas chicos al colegio y el galpón queda casi a 30 cuadras de distancia del actual establecimiento.

Otra de las preocupaciones de los docentes y familias ante este traslado, es el destino incierto del Centro de Salud Comunitaria (CeSAC) N 25 que actualmente atiende dentro del mismo establecimiento, cuyo destino, hasta la fecha, es incierto.

Promesas sobre el bidet

El Ministerio de Educación prometió a las autoridades de La Banderita que no tendrían que mudarse durante la construcción del “Polo Educativo Padre Mugica“, acordando una construcción “por etapas” para finalizar la obra en 3 años. Ahora, el Ministerio se echó atrás y dijo que por “cuestiones de seguridad” deben trasladar a la escuela, y que la obra estará lista en apenas un año. Florencia Diasprotti, una de las docentes de la Escuela Media Nº 6 tiene sus dudas al respecto: “hay una falta de certeza de que la obra se va a construir en este predio, porque no hay número de expediente de inicio de obra“. No sería esta la primera vez que el GCBA viene con un proyecto a la zona y luego lo olvida en algún cajón, de hecho, en la actualidad el Poder Judicial se encuentra en litigio con el GCBA por el terreno donde están localizadas las escuelas explican los docentes, quienes agregan que en Tribunales tuvieron acceso a un plano catastral en el que están dibujadas las 3 escuelas bajo un cartel que dice “A demoler”.

En la reunión de la Comisión de Educación de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, los docentes y los vecinos de la Villa 31 realizaron un reclamo por el traslado del colegio La Banderita, Escuela Primaria N° 25 y la Escuela Inicial N° 5, mientras que la Escuela de Educación Media Nº 6 “Padre Mugica” quedará alojada en los containers traídos para la ocasión. El galpón seleccionado para el traslado del colegio es mas chico que el obrador actual que ocupa el establecimiento, por eso los docentes denuncian que desde el gobierno redujeron las vacantes.

La Mesa de Trabajo por el Polo Educativo Padre Mugica denunció que “Se pierden 120 vacantes de nivel inicial, sin poder cumplirse la educación formal en salas de 4 y 5 años, y 147 de nivel primario”, pero desde el GCBA contestaron que las vacantes actuales están garantizadas. Actualmente la escuela cuenta con una lista de espera que supera los 300 alumnos.

El GCBA no hizo mención al litigio con el Poder Judicial por el terreno que ocupa actualmente La Banderita y solo aseguró que el nuevo establecimiento, que será construido en el predio que actualmente ocupan las escuelas, contará con 22 aulas para el nivel primario y 11 para el inicial, lo que aseguran cubrirá todas las necesidades educativas de la zona. Desde El Disenso no encontramos ninguna licitación del GCBA adjudicada para la mencionada obra.

De nuevo los chicos a los containers

Con respecto a los containers para alojar a la Escuela de Educación Media Nº 6 “Padre Mugica”, la empresa beneficiada desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires fue nuevamente la salteña “Las Cortes SRL”, acostumbrada a ganar las millonarias licitaciones del Ministerio de Educación porteño. En esta oportunidad son casi 13 millones los que embolsarán por instalar las “aulas modulares provisorias” para los alumnos.

Actualmente la escuela funciona en una construcción precaria sobre el terreno que fuera el obrador del proyecto del Hospital Aeronáutico que se construiría al lado. “Tenemos paredes casi sin cimientos y sin revocar. No se pueden colgar cuadros pesados porque se caen. No hay columnas, el techo es endeble” explica la directora Mirna Tamer. Es una escuela con muchas necesidades relatan los docentes, los pisos están sin terminar, las instalaciones eléctricas sin habilitar, faltan aulas y se inunda con cada lluvia.

Desde La Izquierda Diario denunciaron la precaria situación durante los días de lluvia, publicando fotos del interior del establecimiento. El GCBA contestó vía Twitter, asegurando que la empresa SES SA de Nicolás Caputo se encontraba trabajando en la escuela, lo que indignó a los docentes y padres del alumnado quienes salieron a exponer públicamente las mentiras del gobierno macrista.

Desde la misma escuela contestaron que “Días anteriores se presentaron a destapar las rejillas en forma manual, sin obtenerse resultados ya que se inundó nuevamente, no se registraron medidas de higiene posteriores, con el peligro que significa tener aguas servidas por los pasillos de la escuela, cables al descubierto, la inutilización total del comedor , y como consecuencia nuevamente los chicos sin poder comer. Esto seguirá aconteciendo mientras las medidas que se tomen no sean coyunturales y solo sean paliativos”

Guillermo Parodi, de UTE, señaló la dramática reducción del presupuesto educativo en los últimos ocho años de gestión del GCBA: “Desde que el macrismo asumió en la Ciudad fue bajando un punto por año: pasamos del 30% en 2007 al 21% en el 2016”.

Ante el reclamo y movilización de los docentes y familias por esta situación, la escuela comenzó a recibir amenazas de bomba. Los docentes explicaron que en 9 años la escuela nunca recibió amenazas de bomba y ahora que enfrentan al GCBA por el traslado sufrieron 3 amenazas en las últimas 3 semanas, 2 de estas ocurrieron el mismo día en que las docentes debían reunirse con el Gobierno de la Ciudad. Para Florencia Diasprotti las casualidades no existen “Hay niños de 45 días de inicial que las maestras tienen que sacar con las cunitas a las 8 de la noche“, expresó la docente en una entrevista radial. Uno de los llamados quedó registrado y está actualmente en manos de los jueces de Comodoro Py así que confían en que la justicia se está ocupando del tema.}

Hay precedentes

El pasado 6 de agosto de 2016, desde El Disenso, en la investigación “Golazo de la Patria Contratista: meganegociado inmobiliario tras el plan para mover la AU Illia por USD 650 millones” te contamos el multimillonario negocio inmobiliario que se escondía tras la decisión del gobierno de mover la AU Illia. Luego de intentar tapar la vista hacia la Villa 31 con rejas y mallas, la gestión macrista fue un paso más allá y decidió mover la autopista Illia a fin de evitar el paso por las villas 31 y 31 Bis. Otro millonario reparto de Obra Pública que tendió los hilos para un mega-negociado inmobiliario explicado por la propia impulsora y actual vicepresidenta, Gabriela Michetti, en la mesa de Mirtha:

“Como esos terrenos son muy apetitosos para el sector privado y el sector inmobiliario, lo que termina pasando es que el sector inmobiliario compra esos lugares y la gente puede comprarse con ese dinero una casa en la ciudad o cualquier otro lugar. Y ese lugar puede integrarse al puerto o hacer un sector de barrios para clase media” – Gabriela Michetti

En el pasado, lo que impedía al PRO vender la Villa 31 es que Nación es la propietaria de los terrenos y CFK no aprobaba la venta de los terrenos a los empresarios inmobiliarios. Ahora el PRO ahora tiene el camino libre para moverse hacia adelante con esta iniciativa de la vicepresidenta y la Administración de Bienes del Estado (AABE) ya concedió dos permisos de uso para generar obras de construcción, ampliación, adecuación, acondicionamiento, reforzamiento estructural, modificación y demolición en las tierras que se encuentran en jurisdicción nacional, permitiendo al gobierno lotear, mensurar y subdividir” los predios.

Esto explica porqué crece la desconfianza entre los docentes y familias del alumnado por este intempestivo traslado decidido unilateralmente por el GCBA de Larreta.

Fotos: Google Maps/Twitter/La Izquierda Diario


📌 Colaborá con El Disenso 👉 Hacé click aquí!

📌 Contactános de manera segura y directa 👉 Hacé click aquí!

📌 Seguínos desde 👉 Facebook - Twitter - Telegram - YouTube - Instagram

📌 Recibí El Disenso en tu mail 👉 Hacé click aquí!



Comentarios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

nulled wordpress themes

Close