El Disenso

Sus Voces, Nuestras Voces

El sábado Facundo desayunó acompañado por la ausencia de Micaela, un titular al boleo, una historia cualquiera de una piba cualquiera que sufrió una muerte cualquiera en una sociedad de hombres y mujeres meticulosamente programados para aceptar con indolencia cualquier horror que sufra otro, y esa indolencia no es ingenua, la violencia contra el otro podría ser violencia contra uno, al fin y al cabo, como “se publicó” en el muro de la funcionaria macrista Maia Ferrúa: “A todos les llega por juntarse con ese tipo de gente, hay que tener mucho cuidado con las amistades que se hacen”.

Entonces los hombres y las mujeres, apegados a la materialidad de su vida, aterrados de sufrir en carne propia el desamparo de la familia que vive en la vereda de su casa, temerosos de expresar abiertamente sus ideas, de ser, de que los noten, de que los repriman, de que los maten, eligen aceptarlo todo sin chistar y seguir para adelante. Pero no todos somos así, por suerte hay pibes y pibas que no estamos dispuestos a callarnos frente a tanta violencia, que entendemos que no hay mayor desamparo ni horror más extendido que la soledad del que no se mete, en algunos casos por timidez o por temor a ser señalad@s y disciplinad@s, por “troscos”, por “kukas”, por “feminazis”, por “putos”, por tener un grano raro en la punta del dedo, y en otros casos porque la alienación ya es tan profunda que cada vez a más personas les importa una mierda lo que le pase a nadie en una sociedad donde la empatía es más escasa que la kriptonita.

Vivimos tiempos muy jodidos, quién más, quién menos, estamos todos enfermos de indiferencia, y esa indiferencia es el primero y el mayor de nuestros enemigos. El sábado Facundo pudo quejarse un poco y cambiar de canal, o ponerse a mirar Netflix, pero pensó en sus hermanas, en su compañera, en sus amigos varones también, porque esta sociedad reparte roles de víctimas y victimarios con la misma facilidad que en el jardín nos repartían guardapolvos celestes o rosados; entonces agarró la birome, después la guitarra, y ahí nomas desde su casa grabó esta canción que bautizó “Sus Voces”, y que los hombres también tenemos que hacer nuestras. Como dice Facundo: “¡Desprogramate amigo!”, llegaste al mundo para ser un hombre, para construirte como ser humano, no naciste para convertirte en un macho violento.

 

 

Sus voces en el viento
bronca transformada en movimiento
combatiendo
a monstruos ostentando el poderío
programando muerte
otra vez desayuné un cadáver
es la película de siempre
y tristemente no me sorprende
es que no hace falta ser un genio
para entender que es lo que pasa
al sistema le conviene
la mujer metida adentro de casa,
mansa,
conteniendo a la familia
la primera institución
bajo el ala de un marido
que le brinde protección
no sea cosa que la cosa
gire para el otro lado
y se descubra que el sentido
lo están vendiendo cambiado
con el filo de su falo
como castigo ejemplar
el machismo se defiende
enquistado en la moral
apoyado por iglesias
asociadas al estado
y medios masivos de comunicación disparando
mierda para todos lados
confundiendo a los ciudadanos
enfermando a los varones
educándolos violentos
y a las nenas, siempre dispuestas
perpetuando una conciencia
que se jacta de no tener manchas
pero malas noticias
el feminismo ya esta en marcha.
Sus voces en el viento
es bronca transformada en movimiento
combatiendo
a monstruos ostentando el poderío
programando muerte
ninguna acción es superflua
cuando cada minuto cuenta
me encolumno atrás de las mujeres
esta lucha les pertenece a ellas
con la fuerza de sus pasos nos enseñan el camino
yo me enfrento mano a mano con la bestia que convive adentro mio,
alimentada por milenios
de generacion en generación
si querés manifestarte hacelo de chabón a chabón
cuando veas un abuso, un comentario despectivo
y su tu amigo se molesta, no lo quieras mas de amigo
no seas complice o testigo, tampoco protagonista
que este cambio no precisa de la legitimidad machista
es un grito de oprimidas, la pintada en la pared
que se incendie el mundo entero,
hay pibas que no van a volver
no confundan mis palabras
los fanaticos del juicio
mi rima no es un llamado, ni pretende beneficio
es solo un llanto mas adentro
un posteo en el monton
o una palabra de aliento, de qué mas sirve una cancion?
un consuelo momentaneo a tanta herida sin sanar
frases melodicas flotando para el que las quiera escuchar
ya entendí en este contexto el lugar que quiero ocupar
y si por casualidad te dolieron mis palabras
entonces escuchalas diez veces más
no hay manera de escapar, solo podes elegir a qué lobo alimentar
y si dejas que otro decida por vos, entonces tu carne tambien será alimento
no miento, la mano está jodida
no exagero cuando digo a mis hermanas las quiero vivas.
sus voces en el viento
es bronca transformada en movimiento
combatiendo
a monstruos ostentando el poderío
programando muerte.


📌 Colaborá con El Disenso 👉 Hacé click aquí!

📌 Contactános de manera segura y directa 👉 Hacé click aquí!

📌 Seguínos desde 👉 Facebook - Twitter - Telegram - YouTube - Instagram

📌 Recibí El Disenso en tu mail 👉 Hacé click aquí!



Comentarios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

nulled wordpress themes

Close