El PAMI paralelo, otra caja negra del Pro

La creación de la Fundación Pami, expuesta ayer en El Disenso, fue ignorada por todos los medios del país, sin embargo, las críticas no tardaron en llegar. En respuesta a ellas, esta mañana, el organismo autárquico publicó un comunicado argumentando que la Fundación fue creada exclusivamente “para administrar el Hospital Houssay de Mar del Plata“. En este informe exclusivo te mostramos hechos y datos que demuestran de manera categórica la falsedad de la explicación oficial.

En nuestra nota del 27 de septiembre, te contamos en exclusiva que el PAMI creó la Fundación PAMI – INSSJP, una ONG idéntica en nombre, objetivos y autoridades al organismo autárquico, que tendrá por misión desempeñar tercerizadamente, pero dentro de un marco regulatorio laxo que le permita esquivar la rigurosa fiscalización de sus recursos impuesta en la ley 19.032. La intermediación de la ONG reducirá drásticamente la capacidad del Estado de controlar las actividades asistenciales que el organismo brinde en favor de jubilados y pensionados.

Ayer finalmente se publicó la Resolución 0956 en el boletín del PAMI, oficializando el adelanto que brindó El Disenso, y desde la “Gerencia de Comunicación y Relaciones Institucionales” del PAMI se emitió un comunicado informando que “Esta fundación tendrá como objetivo desarrollar y ejecutar una administración ágil para la gestión del Sanatorio ex EMHSA de Mar del Plata, ahora llamado Hospital Dr. Bernardo A. Houssay, con el único fin de brindar atención médica a nuestros afiliados y solucionar la urgencia prestacional en la zona“. Hoy, te contamos un poco más respecto a los objetivos de la Fundación PAMI – INSSJP y las verdaderas razones de su “creación”.

En una muestra de gorilismo explícito, el comunicado de hoy hace referencia al “Hospital Dr. Bernardo A. Houssay”, que ayer mismo, en el Anexo de la Resolución 0956 firmada el 27 de septiembre se llamaba todavía “Sanatorio Eva Duarte”.

27 de septiembre: “Sanatorio Eva Duarte”

28 de septiembre: “Hospital Dr. Bernardo A. Houssay”

Si bien el comunicado del PAMI asegura que la creación de la fundación atiende a la administración del Hospital Houssay de Mar del Plata, esta aseveración es totalmente falsa y fácil de comprobar. La Fundación PAMI-INSSJP, aún antes de ser creada, decoró con carteles diferentes hospitales del país que quedarían bajo su administración, cosa que queda manifiesta en la foto que ilustra nuestra publicación de ayer. En ella puede verse el Hospital del Bicentenario de Esteban Echeverría”, hoy rebautizado Leloir, con un letrero que muestra el nombre y el logo de la Fundación PAMI-INSSJP, bajo cuya gestión quedaría el hospital. Curiosamente, se trata del mismo hospital que fue saqueado por IECSA hace algunos meses.

¿Si como dice PAMI “el único fin de la Fundación” es administrar el Hospital Houssay de Mar del Plata”, para qué desde el año pasado están poniendo logos de la Fundación PAMI INSSJP en diferentes hospitales del país?

La respuesta está en el artículo 1 de la Resolución 0956 y termina de echar por tierra la respuesta del PAMI ya que el mismo organismo 1 día antes especificó que “la Fundación PAMI INSSJ podrá tener representaciones o delegaciones en cualquier punto del país“. Ergo, podrá ejercer sus objetivos, idénticos a los del PAMI y con los fondos del PAMI en todo el territorio argentino, pero sin la estricta fiscalización que pesa sobre PAMI.

La identidad absoluta de objetivos y marco operatorio, que la ONG PAMI copió y pegó del PAMI dejan en evidencia la ilegalidad de la tercerización de funciones, ya que el artículo 2 de la ley 19.032 es expeditivo en su tercer párrafo: “El Instituto no podrá delegar, ceder o de algún modo transferir a terceros las funciones de conducción, administración, planificación, evaluación y control que le asigna la presente ley. Todo acto, disposición u omisión por parte de sus autoridades que infrinja este enunciado será declarado nulo de nulidad absoluta“.

El Plan Trimestral presentado prevé que PAMI aporte activos, patrimonio y capital para cubrir los objetivos de la Fundación PAMI, para que cumpla objetivos idénticos a los de PAMI. De este modo, Sergio Daniel Cassinotti, Director del PAMI que transfiere facultades indelegables a la ONG PAMI, presidida por él mismo, se provee de una excelente caja negra desde donde podrá manejar los recursos con un régimen de fiscalización laxo, propio de las ONG, y evadiendo el riguroso control que la ley impone a PAMI.

La conformación del directorio de la ONG PAMI parece ser lisa, llana e inexorablemente ilegal, ya que todos sus miembros son Directivos del Directorio ejecutivo de PAMI, y la ley que regula el organismo es taxativa en el artículo cuarto, donde prohibe a los miembros del directorio “mantener relación, vinculación directa o indirecta con prestadores, efectores o terceras personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, que mantengan relación prestacional con el Instituto”. Dentro de esa lógica normativa, el Directorio de PAMI no debería presidir una fundación que tiene por objeto, según el comunicado emitido hoy por el organismo, administrar el Hospital Houssay, dedicado a la prestación de servicios de PAMI.

Las 31 paginas del anexo a la Resolución abundan desprolijidades. El detalle de Gastos de medicamentos y descartables, donde no se listan ni medicamentos ni descartables, y se asignan valores duplicados para varios items, y otros son exactamente el 10% de items superiores. Así estiman pagar lo mismo de agua que de mobiliario o de telefonía fija y de útiles de oficina, y el gas está estimado exactamente en un 10% del gasto de lavandería. Las proporciones perfectas que guardan las cifras de cada item evidencian su naturaleza pictórica: cada número ha sido dibujado.

A pesar la versión del organismo, que restringe el objetivo de la fundación a la administración de una clínica, la letra del anexo que constituye la Fundación PAMI dota a la ONG de un ámbito de desarrollo tan amplio como el de PAMI. La fundación podrá funcionar como una trastienda innecesaria, irregular y peligrosa del organismo, desde donde podría realizarse una gestión paralela de fondos con laxos controles gubernamentales. La administración del Hospital Houssay (ayer nomás Sanatorio Eva Duarte) es la excusa para abrir la “Caja (negra) de Pandora“.

Como ejemplo podemos considerar el “Fondo de Capacitación” de PAMI, que ronda los 90 millones de pesos anuales, y que podrá ser transferido a la ONG PAMI, facultada en su constitución para realizar cursos de capacitación en todo el territorio nacional. Las posibilidades de este tipo de maniobras son infinitas, y el silencio de los gremios es sugerente.

Es difícil predicar cualquier cosa sobre PAMI y PAMI ONG, con su identidad de directivos, objetivos, funciones y fondos, sin caer en juegos de palabras. Esto es así porque la creación de la Fundación PAMI parece ser en sí misma un juego de palabras, un subterfugio legal que permite hacer una suculenta caja negra con el dinero de los jubilados. Pero no hay motivos para preocuparse, Laura Alonso ya tomó cartas en el asunto y se reunió con Cassinotti el lunes 25, inmediatamente antes de constituir la Fundación PAMI, para coordinar los nuevos estándares de transparencia del organismo. ¿Qué puede salir mal?

 

 

El estado ya no se hace cargo: Cambiemos transformó al PAMI en una fundación


📌 Colaborá con El Disenso 👉 Hacé click aquí!

📌 Contactános de manera segura y directa 👉 Hacé click aquí!

📌 Seguínos desde 👉 Facebook - Twitter - Telegram - YouTube - Instagram

📌 Recibí El Disenso en tu mail 👉 Hacé click aquí!



Comentarios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

nulled wordpress themes

Close