El Disenso

La escuela galpón de Larreta: tiene menos luz y ventilación que el pabellón de máxima seguridad de Marcos Paz

Shares 751

Luego de solicitar la habilitación de feria para resolver una medida cautelar que frene la demolición del lugar donde funcionaban 3 escuelas de Villa 31, durante la inspección ocular el juez se encontró con que el Gobierno de la Ciudad ya había demolido el 70% de la estructura. La visita al galpón donde Larreta instalará a las escuelas preocupó al grupo que hoy martes recorrió el lugar. Desde El Disenso te mostramos en exclusiva como es el galpón donde los letrados aseguran que hay menos luz y ventilación que en el pabellón de máxima seguridad de Marcos Paz.

En el marco del expediente “Tintalla Escalante Paola y otros C/ Gobierno de la Ciudad s/ Amparo” 77999/2017 los letrados del Colectivo Nace un Derecho solicitaron la habilitación de feria para resolver una medida cautelar que frene la demolición del edificio que actualmente alberga a la Escuela Primaria Nº 25 “Bandera Argentina”, la Escuela Infantil Nº 5 y la Escuela de Educación Media Nº 6 “Padre Mugica” de Villa 31. Al legar hoy temprano al lugar, una topadora que había comenzado a trabajar a primerísima hora, ya había tirado casi el 70% de la estructura.

El Disenso

Edificio original frente a Comodoro Py

A las 11.30 de la mañana, el juez citó al grupo en el galpón a fin de que los letrados que presentaron el amparo, docentes y los padres de los alumnos pudiesen recorrerlo junto a técnicos y abogados del Ministerio de Educación de CABA.

El galpón localizado en la calle Ramón Carrillo 1720 perteneció al Correo Argentino en la época en que éste estaba en manos de la familia Macri. Luego, volvió al Estado y pasó a ser adquirido por una sociedad anónima que planeaba un edificio de oficinas de extremo lujo, proyecto que nunca se concretó. Al tiempo, el lugar fue alquilado a la empresa Dietrich. El año pasado el galpón quedó vacío y ante los problemas edilicios surgidos en el obrador que oficiaba de escuela frente a Comodoro Py, el Jefe de Gobierno ordenó que los alumnos de la Escuela Primaria N° 25 y la Escuela Inicial N° 5 sean trasladados, a partir del próximo ciclo lectivo, al galpón que hasta hace poco tiempo ocupaban los talleres de la concesionaria Dietrich, de la familia del Ministro de Transporte, dejando a la secundaria ubicada en aulas containers, para derrumbar el actual lugar que ocupan, bajo la promesa de construir un “polo educativo” del cual no se tienen mayores especificaciones ni plazo de finalización. Actualmente, el galpón no cuenta con las condiciones mínimas necesarias para que los niños acudan al lugar.

El pasado 13 de octubre a través de la investigación “Villa 31: Larreta quiere meter a 3 escuelas en un galpón y reducir las vacantes” desde El Disenso hicimos pública la situación de los tres establecimientos educativos ante la decisión del Jefe de Gobierno de realizar el traslado. En esa oportunidad, los docentes señalaron que los techos poseían importantes desprendimientos, había falta de luz y ventilación apropiada, y que el galpón estaba ocupado por personas en situación de calle que dormían allí. También remarcaron la inseguridad de la zona “Se trata de un terreno no neutral ni ajeno a las problemáticas que suceden en el interior del barrio“, y la distancia respecto al actual establecimiento, ya que muchos de los alumnos del nivel secundario son quienes se encargan de llevar a sus hermanitos mas chicos al colegio, y el galpón queda casi a 30 cuadras de distancia del actual establecimiento.

Otra de las preocupaciones de los docentes y familias ante este traslado, es el destino del Centro de Salud Comunitaria (CeSAC) N 25 que actualmente atiende dentro del mismo establecimiento, cuyo destino, hasta la fecha, es incierto.

Durante la recorrida del galpón, el grupo pudo corroborar un sinfín de irregularidades que fueron trasladadas al juez presente en el lugar. La estructura no cuenta con un solo espacio al aire libre, mientras que la ventilación, que aún no fue siquiera instalada, dependerá de que funcionen una serie de ventiladores y extractores. Los ingenieros no mencionaron que el galpón fuese a contar con un grupo electrógeno propio que asegurase la ventilación ante los habituales cortes de luz en la zona. La iluminación, poca y difusa, depende de una serie de ventanales ubicados a mas de 8 metros de altura. Durante la recorrida se hizo la salvedad de que actualmente en el lugar hay mas luz de la que habrá al finalizar la obra ya que aún no se construyó el primer piso, estructura que disminuirá ostensiblemente todo el aire y luz disponibles. Los letrados presentes hicieron notar a su señoría que el pabellón de máxima seguridad de Marcos Paz posee más luz y ventilación que el galpón de Larreta.

El Disenso

Interior del galpón (falta construir el primer piso)

Cómo llegar al galpón es un tema que preocupó a los padres y docentes. El lugar es inaccesible y se encuentra desolado. Quienes participaron de la inspección ocular tuvieron problemas para llegar al lugar. “No encontrábamos como acceder al edificio, hay una obra de la autopista del bajo, pasan camiones a toda velocidad por todos lados, sin ningún tipo de ordenamiento. Es realmente inseguro e improbable habilitar correctamente una escuela en este lugar” comentó uno de los letrados presentes. Desde el GCBA aseguraron que están trabajando sobre un sistema de transportes para toda la comunidad alumnos y docentes, ya que actualmente solo hay dos colectivos que pasan por el edificio.

La seguridad fue uno de los temas que más preocupó a los padres y maestros. Se planteó la inseguridad no solo vial, sino la referida a delitos, dando cuenta de las habituales peleas “barriales” que ocurren en los alrededores del galpón. Los padres opinaron que si los alumnos se acercaban al futuro establecimiento educativo por adentro del barrio, podían tener más problemas que yendo por afuera.

Respecto al comedor, aún el GCBA no aclaró si los alumnos tendrán cocina en el lugar, poco probable por los requerimientos edilicios necesarios para la apertura y funcionamiento de una cocina in situ. La opción es que el gobierno haga llegar viandas. Tampoco está decidido si los niños comerán en el lugar, y evalúan la idea de hacerlos comer durante el recreo en el patio cerrado localizado en el medio del galpón, instalando un sistema de mesas “rebatibles”.

El Disenso

Patio del galpón, cerrado y sin luz

La evacuación ante situaciones de emergencia fue otro de los puntos señalados por los docentes. Si bien los representantes del GCBA indicaron que el plano de evacuación recién se realizará una vez finalizada la obra, es absolutamente imposible que se adecue a la necesidad del mismo en cuanto a las salidas y puntos de encuentro externos, ya que requieren de veredas, señalética y demás cuestiones viales, frente a una calzada absolutamente ruidosa y peligrosa por la que transitan densamente camiones y micros de larga distancia. Recordemos la ubicación del puerto y la terminal de ómnibus a pocos metros del galpón.

El Disenso

Interior del galpón (falta construir el primer piso)

El lugar está siendo íntegramente construido en Durlock y solo poseerá tratamiento ignífugo en el sector donde funcione el comedor que es donde las autoridades señalaron que hay probabilidad de que haya fuego.

Al finalizar la inspección ocular, el juez se comprometió a tomar todas las medidas necesarias y garantizó que en el 2019 el ciclo lectivo se llevará a cabo en el nuevo Polo Educativo. Con respecto a la demolición sin autorización de la Escuela Banderita, se está analizando la responsabilidad penal. En diálogo exclusivo con El Disenso, el Dr. Hernán Mirasole explicó que “Vamos a realizar una serie de pretensiones frente a esta etapa de absoluta indignidad por la que van a transitar los chicos durante todo el 2018 aunque (y paliativamente) en forma “provisoria” y a mantener este ámbito de dialogo generado por orden judicial y no por iniciativa del GCBA que en todo momento mostró un supino desprecio hacia la comunidad educativa“.

Respecto a la seguridad, el Dr. Hernan Mirasole remarcó durante la entrevista realizada, que hoy durante la inspección ocular casi lo choca un camión: “Realmente no me imagino una salida “normal” de escuela con ese escenario vial sin que se realicen modificatorias tales como reductores de velocidad, señalética, agentes de transito, barras de hierro de contención, etc., que estoy seguro que ni siquiera las pensaron. Nos encontramos muy azorados frente a la situación, ya que es improbable que tengan todo resuelto para el inicio del ciclo lectivo este 5 de marzo, tanto la infraestructura interna como el ordenamiento del transito externo. Si no se toman medidas urgentes, la seguridad e integridad física de los alumnos, padres y docentes no está garantizada de ninguna forma. Es inverosímil que se inicie una cursada en estas penosas condiciones. Pero de todas formas, hay que esperar“.

El Disenso

Escuela Provisoria

La licitación para la puesta a punto del galpón de Larreta quedó en manos de Ingenor SA, quien se adjudicó la Licitación Pública N° 1356-SIGAF-17 25/17 para realizar los trabajos de Ejecución de un edificio provisorio para albergar a la Escuela Primaria Nº 25 sita en la calle Av. Pte. Ramón Castillo 3200 del Distrito Escolar Nº 1, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por la suma de PESOS DIECISIETE MILLONES DOSCIENTOS VEINTICUATRO MIL DOSCIENTOS VEINTITRES ($17.224.223). La obra fue adjudicada el 31 de octubre de 2017 y la empresa cuenta con un plazo de ejecución de obra de ciento veinte (120) días corridos a partir de esa fecha. A Larreta aún le quedan 28 días para entregar el galpón.

El Disenso

Licitación por 17 millones

Villa 31: Larreta quiere meter a 3 escuelas en un galpón y reducir las vacantes

Dejá tu comentario!

📌 Colaborá con El Disenso 👉 Hacé click aquí!

📌 Contactános de manera segura y directa 👉 Hacé click aquí!

📌 Seguínos desde 👉 Facebook - Twitter - Telegram - YouTube - Instagram

📌 Recibí El Disenso en tu mail 👉 Hacé click aquí!




 

Los comentarios están cerrados.

nulled wordpress themes

Inline
Inline