El Disenso

Enriquecimiento ilícito y lavado de activos: El Dr. Martínez Herrero analiza la causa Michetti

por
en Sin categoría

El Dr. Martínez Herrero, denunciante de Gabriela Marta Michetti, analiza la causa y explica que la prueba recabada hasta el momento alcanza y sobra no solo para citarla a declarar, sino también para procesarla y condenarla. Como adelantáramos el pasado 28 de septiembre, los 22 testigos de Michetti deben testimoniar un ilícito ante el Juez Lijo, y con cada testimonial que se suma a la causa, se complica aún más la situación de la vicepresidenta.

El Expediente

El expediente ya tiene tres cuerpos. Con lo que hay hasta ahora alcanzaría y sobraría para citarla a prestar declaración indagatoria, procesarla y condenarla por enriquecimiento ilícito (art. 268 2º), incumplimiento de los deberes de funcionario público (art. 248) y omisión maliciosa (art 268 3º), sin perjuicio de continuar investigando a la Fundación Suma, de la cual ella es su titular, junto con el resto de sus integrantes por otros delitos como por ejemplo lavado de activos, ademas de las restantes fundaciones que obran en la causa.

No existe justificación creíble y legal para acreditar el origen lícito del dinero ilegal que estaba en la casa de la vicepresidente.

Las pruebas

De las pruebas de autos, junto con el descargo presentado por la imputada y la declaración de los testigos propuestos por ella, surge que no existe contrato, recibo, comprobante que respalde los dichos de la estrategia de defensa por lo cual se torne creíble una donación que justifique la el dinero que estaba en su casa y no debería haber estado.

En primer lugar porque la resolución 3166/2011 de la AFIP prohíbe hacer las donaciones en efectivo sino que ordena que las mismas deben ser bancarizadas.

No existen recibos emitidos por la fundación o quien recibió el dinero en nombre de ella.

La ruta del dinero M

Me pregunto, si el dinero era para la Fundación SUMA: ¿Por qué el mismo se recaudo en el Senado de la Nación? ¿Por qué se guardó bajo llave, según el testimonio del propio Riobo, luego se los llevó a “su casa” siendo el Jefe de Despacho de la imputada, días después los trasladó al domicilio del novio de Michetti y éste finalmente los dejó en la casa de la vicepresidenta.

¿Por qué si Riobo era directivo de la Fundación SUMA no extendió los recibos?

Riobo dice en su testimonial que fue por orden que Gabriela Michetti que no se hayan extendido los recibos correspondientes.

No veo el porque de no asentar el origen del dinero que era legal y para la Fundación SUMA, extendiendo el recibo correspondiente, a no ser que fuera para otros fines… como por ejemplo ser usados por la senadora Michetti y llevárselos a su casa.

La Fundación SUMA nunca vio el dinero ni emitió recibos, estuvo ausente en todo este proceso. ¿No hubiera sido mas lógico bancarizarlo o efectuar las donaciones en la propia Fundación y que quedaran allí los fondos? Asimismo, ¿Cuál era la urgencia para recaudar el dinero en efectivo? Absolutamente ninguna.

La Vicepresidente dijo que era para pagar los gastos de una cena, que recién deberían hacer recién la semana siguiente del robo, de hecho no era tan urgente ya que pese a que dicho dinero fue hurtado los pagos los efectuaron igual. El testigo Dujean contradice lo expuesto por la imputado en lo que respecta al destino de la donación que el efectuó.

Recordemos que el enriquecimiento ilícito invierte la carga de la prueba y es el acusado quien debe acreditar su inocencia o justificar el dinero existente.

A mi entender, no alcanza como justificación el testimonio de personas, si las ellas no pueden acreditar con recibos, declaraciones juradas, documentación o contratos la legalidad de los mismos.

Se imaginan si Lopez dijera que se gano la lotería y lleva 22 testigos que lo acrediten con sus declaraciones testimoniales esa justificación, sin que exista comprobante alguno que lo demuestre. También podría llevar mil testigos que digan que le llevaron mil dolares cada uno, no dio recibo, junto los diez millones y los llevo al convento donde las monjas le iban a extender los comprobantes respectivos mas adelante.

Las 3 sumas de Michetti

En la causa Michetti existen tres sumas de dinero y de ninguna de ellas tres hay comprobantes y recibos que lo acrediten.

1) doscientos mil pesos ($ 200.000) que supuestamente pertenecerían a la fundación SUMA
2) Cuarenta y Cinco Mil pesos ($ 45.000) que serían de la imputada para pagar refacciones en su casa
3) Dolares Estadounidenses cincuenta mil (u$s 50.000)

Con respecto al primer monto dinerario mencionado anteriormente, los testigos Subirats, Illia, Dujean, Conte Grand, Riobo y Dominguez (con el agravante este último de ser su contador) manifestaron que entregaron dinero y nunca obtuvieron el recibo, lo cual además esta prohibido por la AFIP.

Con respecto al segundo monto que se encontraba en su domicilio para abonar las refacciones en la casa, el testigo Raposo, amigo y arquitecto, manifestó no recordar bien el valor de la misma pero que sería entre cien y ciento cincuenta mil pesos aproximadamente, además dijo que no obran en su poder facturas o recibos de compras de materiales ya que los descarta prontamente, que cobró quince mil pesos de honorarios pero no dio factura por una cuestión de confianza.

Nota de El Disenso: Tengamos en cuenta que el monto de la refacción no figura en la DDJJ de Michetti y que según dicha DDJJ la imputada carece de ahorros para afrontar una refacción de $150 mil.

Por último, en lo que respecta a la suma de dólares estadounidenses, los testigos Brandi (contador de Tonelli) y Dominguez (contador de Michetti) dicen ambos haber asentado el monto en las declaraciones juradas, pero solo se basan en dichos de los propios clientes ya que no existe mutuo o contrato alguno que lo respalde.

Enriquecimiento Ilícito y los sobres del Senado

Reitero, al no haber documentación respaldatoria, no estar bancarizado el dinero, no encontrarse el mismo ni haberse recaudado en la Fundación SUMA, si no que por el contrario se recaudo una parte en el despacho del Senado, otra parte por medio de la hermana y el resto por parte del senador Pinedo, confluyendo supuestamente todos esos sobres en un cajón bajo llave del despacho de la imputada en el Senado de la Nación en sobres, finalizando los mismos en su casa, sin haber pasado nunca por la Fundación SUMA, terminando los mismos en su domicilio, lugar en el cual jamas debieron haber estado conlleva irreversiblemente a un enriquecimiento ilícito y omisión maliciosa, reitero sin perjuicio de los demás delitos que puedan surgir.

Desde El Disenso agradecemos al Dr. Leonardo Martínez Herrero por su análisis de la causa.


Licencia Creative Commons
El Disenso por www.ElDisenso.com se distribuye bajo una
Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional

Comentarios

Comentarios