El Disenso

Denuncian tortura a menores en comisaria de Totoras: golpes, bolsas de nylon y amenazas de “aparecer flotando” por sacarse fotos en un techo (Video)

17 julio, 2016
Sin categoría

En Santa Fe un grupo de 4 menores de edad denunció que la policía local los torturó brutalmente luego de encontrarlos sacándose selfies en un techo de la ex fábrica Cottar.

La policía descontrolada

Como si volviéramos a épocas oscuras el relato de los menores es espeluznante: estaban sacándose fotos arriba del techo de la fábrica abandonada cuando apareció la policía dando tiros al aire. Los menores corrieron lo que enfureció a la policía que realizó un operativo hasta encontrarlos junto a unas cañas. Y ahí comenzó el calvario para Brisa, Julian, Lisandro y Brian.

Los efectivos los llevaron hasta un claro a patadas y mientras les apoyaban el rifle en la cabeza amenazaban con m atarlos si no cantaban. Los menores explicaron que solo estaban sacándose fotos y ofrecieron sus celulares para que corroboren sus dichos pero la policía no quedó con conforme e insistían con que ellos estaban ocultando droga o robando. Mientras Brisa era obligada a tirarse al piso, los efectivos se dirigieron a los tres varones y a patadas los tiraron al barro podrido para que buscasen algo que supuestamente habían tirado.

“Sabemos que son chorros, donde escondieron la droga”.

Les aplicaron golpes de puño, patadas en las costillas, luego los obligaron a realizar flexiones y a hacerse “los muertos”. Luego les dijeron que estaban “gordos” que los llevarían al arroyo a matarlos, todo esto a punta de rifle en la cabeza.

Al pasar un auto por el lugar uno de los efectivos arrojó el rifle bajo el auto y decidieron trasladarlos a la comisaria.

Ya en la comisaría los menores primero fueron obligados a limpiar el baño y los pisos mientras los efectivos los escupían, al ver que Brisa lloraba la agredían verbalmente diciéndole también que luego les iba a realizar sexo oral y la amenazaron de muerte si hablaba.

Uno de los menores fue obligado a sacarse un piercing, el menor explicó que no podía hacerlo y el policía amenazó con arrancárselo con una pinza. Acto seguido fuero llevados a una oficina y le dijeron a uno de los menores que brindara nombres de personas que se drogaran o que vendieran droga en Totoras. Al no tener información el menor, el efectivo le explicó que si no cantaba por las buenas lo haría por las malas y dicho eso le puso una bolsa de nylon en la cabeza hasta que se desmayó, ahí espero a que volviera en si y repitió la operación frente a sus compañeros.

Ante la llegada de los padres de los menores a la comisaría, los efectivos amenazaron a los 4 menores diciéndoles:
“Vos llegas a decir que yo te pegue o que te hicimos algo y te encuentro en la calle y te meto un tiro”.

Desde ese momento los menores si bien se animaron a contar lo sucedido en sus hogares y realizaron la denuncia correspondiente, tienen pánico a dejar sus hogares. Ellos asisten al segundo año de la escuela técnica de Totoras.

Los propios menores explican que se animaron a denunciar los aberrantes hechos por miedo a que “agarren a chicos más chicos y que no se animen a contárselo a sus padres”.

Julian (14), Brian (17), Lisandro (16) y Brisa (15) se hicieron presentes en la fiscalía de Cañada de Gómez donde junto a dos de las mamás (Verónica y Noemí) radicaron la denuncia.

La fiscal Tulian de Cañada de Gómez prometió investigar el caso “a fondo”.

La palabra del Comisario de Totoras

El Comisario Darío Rodríguez también fue entrevistado pero lejos de solidarizarse con las víctimas habló de como los efectivos reciben las llamadas (en este caso de merodeadores en una fábrica abandonada), y de esperar a que la justicia se expida. El comisario menciona la firma de un acta en la comisaria junto a los padres de los menores, cosa que los padres alertan que no se realizó acta de ningún tipo.

Cabe señalar que durante la entrevista al Comisario, menciona que los efectivos policiales constataron que se trataba de 4 menores de edad, por lo que el trato dispensado a los menores fue siendo completamente conscientes de su edad.

Los efectivos Jesus Isa y Ariel Vari aun no fueron citados por la fiscalía y continúan trabajando hasta tanto la justicia se expida al respecto.

Esto en los medios hegemónicos no lo vas a leer.

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

nulled wordpress themes