🇦🇷 Periodismo de Investigación 🇦🇷 Por Amor A La Patria 🇦🇷

El Disenso

Crónica de un fraude provisorio

por
en Nación/Política

Una vez más el gobierno de Cambiemos demostró que tiene oficio cuando de negar la realidad se trata, y suspendió el recuento de votos al llegar al 95%, cuando los números ya se habían dado vuelta. Aunque oficialmente lo niegan, hoy desde El Disenso te vamos a mostrar las pruebas de que Correo tenía datos para cargar hasta el 98,16% y que los empleados de Indra simplemente se cruzaron de brazos y dejaron de trabajar. ¿Quién dio la orden de suspender la carga de datos y pasar al recuento definitivo sabiendo que se invertían los números y que CFK resultó ganadora en Provincia de Buenos Aires?

Como puede corroborarse en las imágenes exclusivas expuestas más abajo, el Correo tenía datos para cargar hasta arriba del 98%. Sin embargo, al superar la carga del 95% la tendencia ganadora de Bullrich se revertía, por lo que se bajó la orden de suspender la carga y dejar el 5% restante para conteo definitivo, a manos del Juez Culotta. ¿Qué funcionario dio la orden de suspender el recuento en 95% teniendo los datos disponibles para completar la carga hasta el 98,16%? ¿Fue Tullio el enlace histórico de Indra con el gobierno de turno, que no puede asegurar siquiera la más básica carga de datos? ¿Fue Irigoin, el ex empleado de Socma que está nuevamente al frente del Correo Argentino? ¿Fue Viaggio, otro histórico empleado de Socma que ahora dirige Indra, la empresa encargada del recuento provisorio? ¿Fue el Ministro de Modernización Ibarra, principal activista por la implementación del Voto Electrónico y la Reforma Electoral? ¿O fue el Frigerio, el Ministro de Interior que pasó toda la noche en el Correo? Lo cierto es que habiendo datos disponibles, los empleados no cargaban esos datos y las mesas que quedaron comprendidas dentro de ese 5%, que casualmente engloba distritos donde CFK saca cómoda ventaja, ingresarán al recuento definitivo bajo el ojo del Juez Culotta, el amigo y compañero de Macri del Cardenal Newman.

Desde El Disenso hace más de un año que venimos explicando las partes del rompecabezas que ayudaron a componer el bochornoso fraude realizado ayer durante el acto electoral, que se coronará con la complicidad del aparato mediático judicial. En un gobierno de utilería, donde en lugar de vender política venden imagen y manipulaciones, pareciera que ya no importa la verdad o más bien no es conveniente que se sepa. Anoche millones de personas asistieron a una perfomance vergonzosa de Cambiemos y de candidatos obsecuentes y facilitadores como Massa, el encargado de reconocer una pseudo victoria espúrea que nisiquiera Marcos Peña se había animado a proclamar públicamente. Para Massa ya pasó su cuarto de hora, habiendo perdido su supremacía en Tigre, no le queda mas lugar que acomodarse en un rol utilitario que, en el mejor de los casos, le permitiría perpetuarse como diputado crónico.

Siguiendo a la RAE, un fraude es una acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete, un acto “tendente a eludir una disposición legal en perjuicio del Estado o de terceros”, y tambien un delito que comete el encargado de vigilar la ejecución de contratos públicos, o de algunos privados, confabulándose con la representación de los intereses opuestos. En este caso, todas las acepciones aplican.

Como en el caso de Correo Argentino o Avianca, la maniobra comenzó poniendo a los hombres necesarios en los lugares clave.

El 16 de julio de 2016, en la investigación “Reforma electoral y voto electrónico: Servini de Cubría detectó vulnerabilidades en sistemas informáticos y alerta sobre adulteración de padrones” te contamos que la Jueza María Romilda Servini de Cubría detectó vulnerabilidades en el sistema informático y alertó sobre una posible adulteración de padrones. La magistrada dio aviso al Consejo de la Magistratura, convirtiéndose en un escollo para los planes de Cambiemos y la puesta en marcha del proyecto de reforma política que buscaba introducir el macrismo para aplicar el voto electrónico en todo el país. El voto electrónico cayó en el Congreso.

En diciembre, luego de informar al Consejo de la Magistratura, la encargada judicial de las elecciones de la provincia de Buenos Aires denunció aprietes. “Esto no lo he vivido con ningún Gobierno. Estos no dejan de ser aprietes y en 42 años de justicia no los he vivido nunca. Porque en el caso del Yomagate no fue así. Fue de otra forma más elegante y nadie me vino a pedir la renuncia”, dijo Servini de Cubría, y renunció.

Antes de abandonar el cargo la magistrada dejó al descubierto la intención del Gobierno: hacerse con el juzgado que controla las elecciones en la provincia y que nuclea al 37% del electorado, que finalmente quedó en manos del Juez Culotta, otro egresado del Cardenal Newman y amigo personal de Macri, de su abogado el Dr. Perez Chada y del Secretario Legal y Técnico Pablo Cusellas, la oficina desde donde se articuló esta movida en conjunto con el Consejo de la Magistratura.

Recordemos que el macrismo se hizo con el control del Consejo de la Magistratura usurpando una banca que le correspondía al FPV por ser la primera minoría de la Cámara. Con el diputado Tonelli a la cabeza del Consejo, el macrismo sentó a Culotta, amigo y compañero de Macri del Newman, en el Juzgado Federal 1 de La Plata, clave para las próximas elecciones. El Consejo fue también quien tuvo a su cargo el sistema de sorteo del PJN y quien recibió las denuncias de Servini de Cubría respecto a las vulnerabilidades detectadas en los sistemas informáticos y adulteración de padrones, desestimando el tema.

Esta maniobra fue puesta al descubierto en nuestra investigación Un ocupa en el Consejo de la Magistratura donde también contamos quienes avalaron con su firma que Tonelli esté sentado como Presidente del Consejo de la Magistratura y por lo tanto fueron cómplices de todas las movidas espúreas pergeñadas desde el Consejo de ahí en adelante. Se trata, precisamente, los “adalides” de la lucha anti corrupción: Stolbizer, Carrio, Lousteau, Donda, Ciciliani, Bongiorno, Negri, Giustozzi y Massot.

La agrupación AJUS presentó una cautelar y la designación de Culotta fue suspendida por el juez federal Alberto Recondo de La Plata, pero el Estado Nacional presentó un “Recurso de Queja”. El 21 de abril en la investigación Falló la Cámara: Las próximas elecciones estarán en manos de un compañero de Macri del Newman explicamos que la Cámara Federal hizo lugar al “Recurso de Queja” y el Juez Culotta volvió a quedar al frente del Juzgado Federal 1 de La Plata. Las presiones del ejecutivo contra el poder judicial fue en aumento, al punto que el 19 de mayo los jueces federales se unieron y crearon “AJuFe”, un gremio para defenderse de los aprietes políticos, como relatamos en “Nace la Liga de la Justicia“: Los Jueces Federales crean un gremio para defenderse de las presiones del ejecutivo.

Respecto a Culotta, el fiscal Julio Piaggio también consideró inconstitucional el nombramiento, pero aun falta que falle el tribunal de La Plata y, hasta que los jueces se pronuncien, el “Newman Boy” sigue a cargo, ya que la apelación del Gobierno suspendió los efectos la decisión de 1a instancia.

Luego de que el gobierno decidiera sacarle el recuento de votos a la Cámara Electoral y dárselo a Indra por la suma de U$s 25 millones, aproximadamente $ 425 millones, el 2 de julio, expusimos que el director de la empresa Indra era un empleado histórico de Socma, la sociedad del Grupo Macri. En la investigación “El director de Indra, la empresa del recuento de votos, es empleado histórico de Socma” contamos en detalle la relación entre Macri y la empresa designada a dedo para realizar el recuento de votos de las próximas elecciones. El Director General de la adjudicataria es el señor Ricardo Viaggio, un empleado histórico de Socma que junto al Grupo Macri transitó por el escándalo de las coimas Siemens AG en Argentina.

En la investigación Bajo sospecha: Indra elegida a dedo para contar los votos explicamos que el Correo Argentino a cargo del ex gerente de Socma Jorge Irigoin, contrató en febrero como “Director de Asuntos Públicos” al ex Director Electoral Alejandro Tullio, nexo histórico con la empresa Indra, que a su vez resultó contratada por $ 425 millones. La sociedad comercial entre Indra y la familia Macri, que desde 1997 a la fecha le aseguró a la española un sinfín de adjudicaciones millonarias a dedo y hoy la puso en un lugar tan clave en las próximas elecciones, motivó una llamada de atención de la CNE y del presidente de la CSJ.

Luego de estos arreglos, desaparecieron las encuestas de los medios, cosa que expusimos en el informe “Prohibido mostrar encuestas” y al publicarse los nuevos padrones, descubrimos los cambios en los lugares de votación en “A la espera de resultados catastróficos cambian lugares de votación para reducir la participación ciudadana“, lo que motivó que el mismo gobierno admitiera los cambios a través de una nota en un medio hegemónico al día siguiente de nuestra publicación.

Este cambio masivo en los lugares de votación podría deberse a una reorganización de datos, o también a un plan del gobierno para que la baja participación en los distritos más opositores a Cambiemos diluya los resultados catastróficos de las próximas elecciones. El hecho de modificar los lugares habituales de votación es una herramienta eficaz para disminuir la participación ciudadana en el acto electoral y una manera efectiva de desligitimar una eventual derrota.

La coronación de esta cadena de eventos fue expuesta en la investigación Escándalo: El GCBA hará una fiscalización paralela de la elección en todo el país donde mostramos como el Correo Argentino obligó a sus empleados a transmitir datos sensibles de las mesas de votación a través de una aplicación realizada por MSA, una empresa ajena al proceso electoral, que envió la información a sus servidores en Estados y Unidos, y al GCBA de Larreta. Una verdadera fiscalización paralela en manos del Jefe de Gobierno.

Ayer fueron las PASO y el gobierno montó un show con ayuda de candidatos colaboradores y del poder mediático judicial, para festejar un triunfo inexistente. El Correo mandó la información selectivamente, priorizando a los municipios donde la ventaja era para Cambiemos y demorando los datos de las localidades donde ganó CFK, mientras Indra, a partir de la reversión inevitable de los resultados, frenó la carga de datos en el sistema. Anoche no se tomaron decisiones sobre tablas, tenían toda la estrategia armada, la única variante era interrumpir el recuento un poco antes o un poco después, según los números.

 

El Disenso
Sistema de carga PASO 2017
El Disenso
Sistema de carga PASO 2017
El Disenso
Sistema de carga PASO 2017

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Lo último de Nación

El Disenso

Clientelismo brutal

En enero desde El Disenso te contamos que Cambiemos preparaba una de
Ir a Arriba