El Disenso

Asalto y rehenes en la casa del ex Director Nacional del Antártico que denunció la entrega de soberanía a Inglaterra

En la jornada de ayer un grupo comando altamente profesionalizado tomó por asalto la vivienda del Dr. Mariano Memolli, ex Director Nacional del Antártico y víctima de una fuerte persecución ideológica desde que denunció la entrega de soberanía a Gran Bretaña a cambio de un puesto para Malcorra en la ONU. Desde El Disenso hablamos con el Dr. Memolli.

Nestor Kirchner eligió a Mariano Memolli como Director Nacional del Antártico en Agosto de 2003, y cumplió con esa responsabilidad hasta noviembre de 2016. Memolli es médico, especialista en hemoterapia e inmunología con destacada trayectoria, tiene 56 años y pasó la mitad de su vida vinculado al Instituto Antártico. Sus gestión al frente del organismo marcó una era de prosperidad para las bases científicas y militares del continente, se lo recuerda especialmente por el proyecto de trabajo solidario y la extraordinaria idea de organizar un eco-recital de Metallica en la base Carlini. Aquel evento es considerado el primer recital ecológico del mundo.

Al asumir el presidente Macri, Memolli presentó su renuncia, pero la nueva gestión no contaba con ningún científico entre sus cuadros, y el Dr. Memolli fue ratificado como Director Nacional del Antártico, aunque su reticencia a los ajustes presupuestarios, al despido de personal y al remate del histórico edificio del Instituto Antártico Argentino tensaron la relación con el ejecutivo.

El 16 de septiembre de 2016, y en referencia al reciente acuerdo en el que Malcorra cedía a los británicos la explotación petrolífera en la cuenca del atlántico, Memolli publicó un lapidario artículo en su perfil de Facebook “ECOAntártida“. En el téxto, médico arremetió contra el abandono de la soberanía nacional a cambio de obtener el apoyo inglés para que Malcorra se constituyera en la nueva secretaria general de la ONU. Los fragmentos más lapidarios del artículo son los siguientes:

La dirección de la actual administración gubernamental es demasiado permisiva frente a las exigencias británicas. Si el objeto es obtener el apoyo británico para la candidatura de la actual Canciller a la Secretaría General de las Naciones Unidas, estamos ante un hecho insólito. La carta de Theresa May es muy clara en su primer párrafo al hablar de la candidatura a la ONU de nuestra Ministra de Relaciones Exteriores y Culto.”

El petróleo del Atlántico Sur, los recursos vivos marinos y los recursos bentónicos pertenecen a la Argentina y no deben ser compartidos con nadie. Podrá discutirse después como explotarlos y con qué socios, pero lo primero es defender nuestro suelo y nuestro mar. Por nuestro Derechos muchos dieron todo, incluso sus vidas.”

Unos días después, y a instancias de los diputados fueguinos del FPV, Memolli fue citado al Congreso para exponer sus ideas en el marco de la interpelación al vice canciller Foradori respecto al vergonzante acuerdo firmado con Inglaterra.

A partir de entonces el gobierno arremetió una evidente persecución ideológica contra Mariano Memolli, desde el jefe de gabinete hasta la Canciller se ocuparon de insinuar que el médico estaba sospechado de sobreprecios y malversaciones millonarias. Esta persecución aún hoy es un doloroso estigma para el médico, según contó en entrevista telefónica con “El Disenso”: “de la prensa comenzaron a publicarse denuncias que a la fecha no existen en la justicia acusándome a mi de desmanejos de dinero en cuanto al presupuesto e ignorando que yo no decidía respecto a los presupuestos sino que durante mi gestión absolutamente todas las compras se realizaron a través de licitaciones y si alguna no estuvo correcta que se investigue como corresponde. Quien estaba encargado de de las compras era el subsecretario de coordinación y cooperación internacional del ministerio de relaciones exteriores.

Coordinadamente con los ataque del gobierno, Clarín abocó a uno de sus más aguerridos y voraces perros de presa, la periodista Natasha Niebienskikwiat, a destruir la imagen, la dignidad y la vida de Memolli, mediante el simple expediente de vincularlo una y mil veces a supuestos faltantes millonarios.

Coordinadamente con los ataque del gobierno, Clarín abocó a uno de sus más aguerridos y voraces perros de presa, la periodista Natasha Niebienskikwiat, destacada operadora que se inmortalizó en su seguimiento de la causa por la dudosa muerte del Fiscal Nisman, a destruir la imagen, la dignidad y la vida de Memolli, mediante el simple expediente de vincularlo una y mil veces a grandes faltantes de dinero e irregularidades en las compras. Como suele pasar, ninguna nota de Clarín tuvo correlato documental ni se demostró en la justicia, pero fueron suficientes para sembrar la idea de que el médico se había hecho con una enorme fortuna.

En noviembre Mariano Memolli, patriota de concienzuda pluma y experto mundialmente reconocido en la problemática antártica, renunció a la DNA y hoy se gana la vida haciendo suplencias de guardias médicas, pero no terminan ahí las consecuencias de la persecución ideológica que montaron sobre su persona.

Ayer, al rededor de las 10 de la mañana, un comando armado entró a la casa del Dr. Mariano Memolli tomando once rehenes. En la casa estaban el médico, sus padres octogenarios, cinco chicos que toman apoyo escolar con la anciana, la esposa de Memolli, su hija y la empleada doméstica. Los rehenes fueron atados y separados en grupos.

En dialogo con El Disenso, el Dr. Memolli describió a los agresores: “sabían todos los detalles de nuestra vida, donde trabajábamos, horarios, nombres, había cuatro adentro de casa y al menos uno afuera vigilando. Entre ellos se comunicaban constantemente vía nextel, tenían todos entre 20 y 25 años pero eran prolijos y muy profesionales. Manejaban las armas de forma tranquila, profesional, con seguridad, no parecían cacos comunes“.

Varias veces, apuntando a la cabeza de su hija, amenazaron con proceder a su ejecución si el médico no “cantaba” donde estaba la caja fuerte con toda la plata, pero luego de revisar toda la casa constataron que no existía lo que buscaban. Antes de irse con un irrisorio botín en efectivo y una medalla de oro con la que la Universidad de Sophia había distinguido al ex Director del Instituto Antártico, el jefe de los delincuentes, evidentemente frustrado por haber sido presa de un dato falso, le dijo a Memolli: “A vos te vendieron, ¿sabés?”.


📌 Colaborá con El Disenso 👉 Hacé click aquí!

📌 Contactános de manera segura y directa 👉 Hacé click aquí!

📌 Seguínos desde 👉 Facebook - Twitter - Telegram - YouTube - Instagram

📌 Recibí El Disenso en tu mail 👉 Hacé click aquí!



Comentarios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

nulled wordpress themes

Close
error: Si querés compartir nuestro contenido utilizá las herramientas disponibles en nuestro blog. Respeta nuestro trabajo y recordá acreditar la fuente. Si precisas algún material en particular escribínos a: eldisenso@gmail.com - Gracias!!! :)