El Disenso

En Argentina hay hambre porque sobra inmoralidad

Ayer la diputada Carrió abandonó la Cámara ofuscadísima luego de tratar de estúpidos a los opositores que se negaron a aprobar su propuesta para modificar la Ley Donal. Hoy desde El Disenso te explicamos de que se trata el proyecto donde las grandes empresas ganan beneficios impositivos a cambio de donar comida caduca.

El Banco de Alimentos

Si bien muchos medios achacan el nacimiento del Banco de Alimentos a la situación durante el gobierno kirchnerista y mencionan su creación ligada al año 2004, el Banco de Alimentos de Buenos Aires nace en el año 2000, a raíz de la grave crisis socioeconómica existente en Argentina al final del gobierno de la Alianza.

De acuerdo a la web del Banco de Alimentos, el “modelo” se sostiene gracias:

  • Al apoyo de una comunidad de donantes de 32.230 personas.
  • Al compromiso de 115 empresas y fundaciones donantes.
  • Al desarrollo de eventos a beneficio, acciones de marketing filantrópico y marketing digital.
  • A las contribuciones simbólicas que realizan las organizaciones comunitarias.

Para que quede bien claro como es el procedimiento:

  1. Una empresa dona comida próxima a vencer que ya no podría venderle a un supermercado o al usuario final puesto que la mercadería ya es un riesgo.
  2. El Banco la toma a valor de mercado (como si no estuviera por vencer) y ese monto se descuenta del pago de ganancias.
  3. La empresa evita tener que tirar esa comida y/o pagar por su disposición y recibe un crédito por ella al valor de mercado, un negocio redondo.
  4. El Banco de Alimentos vende esta comida a ONGs y comedores, pero no la vende facturándola sino que la entrega y a cambio, la ONG debe realizar una “contribución simbólica” a las arcas del Banco de Alimentos.

Las ONGs que adquieren esta comida explican que las empresas ya no les donan como antes porque prefieren hacerlo al Banco de Alimentos para obtener el beneficio impositivo, mientras que las ONGs que antes recibían las donaciones gratuitas ahora deben abonar la “contribución simbólica” al Banco de Alimentos, que en realidad es un intermediario que beneficia a las grandes empresas.

El Disenso

El Banco de Alimentos no hace público su balance, por lo que se desconoce a cuanto ascienden las “contribuciones simbólicas” que reciben de los comedores, mientras que las Organizaciones Sociales que lamentan haber perdido las donaciones directas por parte de las empresas.

Cambiemos quiere reformar la ley Donal

La Ley Nº 25.989 (Donal) tiene vetado el artículo 9, que delimita la responsabilidad del donante tras el acto de entrega al detallar que el mismo quedaría liberado de responsabilidades por daños y perjuicios que puedan sucederse, “salvo que se tratare de hechos u omisiones que degeneren en acto criminal” .

Para sanear el negocio, la Red Argentina de Bancos de Alimentos redactó un nuevo proyecto de Ley Donal que trabaja sobre tres ejes: delimitar la responsabilidad del donante, conseguir un incentivo fiscal y que los donantes tomen el IVA de lo que donan como crédito fiscal, y que los productos de la industria tengan un segundo vencimiento.

Lo primero que pide Carrió en su proyecto, es incorporar a la Ley Nº 25.989 un nuevo Artículo 9 con el siguiente texto que exime a los donantes por cualquier responsabilidad derivada del estado del alimento donado: “En el caso que se produjeran daños y perjuicios por el riesgo o vicio de los alimentos donados, el donante que actuare de buena fe, quedará eximido de responsabilidad cuando se probare la culpa o dolo de un tercero“. Esto extingue la responsabilidad civil.

La segunda modificación es un régimen más amplio de beneficios para las empresas que donen alimentos próximos a vencer y plantea la modificación de la ley de impuesto a las ganancias, lo que implica elevar el tope de descuento de donaciones sobre el monto imponible, del 5% al 125% para donaciones de alimentos, y 50% para servicios asociados como transporte y logística. En cuanto al IVA, se propone la modificación del decreto 692/98 para que el donante no tenga que devolver el crédito fiscal generado a partir de la compra de materia prima.

El Banco de alimentos no esta formado por empresas” dijo la doctora Carrio ayer, “está formado por ONGS que buscan donaciones de empresas“. Esta afirmación no es del todo correcta ya que si revisamos a los miembros del Consejo Administrativo encontramos a Luis Miguel Bameule, Presidente de QUICKFOOD S.A., o a Gustavo Fernandez Casares, ‎Director en Negocios de Granos SA – ‎Negocios de Granos SA.

En Brasil, a partir de una iniciativa casi idéntica presentada como parte del Plan Social “Alimentos para Todos” el gobierno está fabricando un “balanceado para pobres” confeccionado con alimentos caducos donados los restaurantes y supermercados que reciben beneficios impositivos por su noble acción.

Como dijera el ex presidente Raul Ricardo Alfonsin: “En la Argentina hay hambre, no porque falten alimentos como pasa en otros países, sino porque sobra inmoralidad”.

Foto: Redes

 


📌 Colaborá con El Disenso 👉 Hacé click aquí!

📌 Contactános de manera segura y directa 👉 Hacé click aquí!

📌 Seguínos desde 👉 Facebook - Twitter - Telegram - YouTube - Instagram

📌 Recibí El Disenso en tu mail 👉 Hacé click aquí!



Comentarios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

nulled wordpress themes

Close