El Disenso

Desarmamos otra opereta de Clarín en el Caso Maldonado

Los periodistas de los medios hegemónicos continúan haciendo gala de su falta de rigor periodístico en la cobertura del Caso Maldonado, por eso hoy te mostramos como la “versión libre de Santoro” se contradice con los testimonios reales de los prefectos que declararon ante el Juez Lleral luego de realizar el rastrillaje en el que se halló el cuerpo sin vida de Santiago.

Ante el profundo desprecio de los mentimedios por el rigor informativo, hoy desde El Disenso exponemos un ejemplo de como se construye la posverdad en nuestro país.

El fin de semana se viralizó una nota de Daniel Santoro que comienza asegurando que “Dos nuevos análisis realizados sobre el cuerpo de Santiago Maldonado señalan que el plancton encontrado en su cuerpo “era del río Chubut” y que los desprendimientos y arrugas de la piel abonan la teoría de que estuvo más de “dos meses bajo el agua”, revelaron a Clarín fuentes judiciales“.

“Fuentes Judiciales” para validar una información, es la versión posperiodística del tradicional “me lo contó un pajarito”.

También recibieron o están por recibir el análisis histopatológico, a cargo de los médicos forenses de la Morgue Judicial, que determinará el tiempo de permanencia en el agua, análisis de cortes dérmicos y daño en pulmón por sumersión“.

Este párrafo claramente indica que el periodista no tiene ni la menor idea de si el análisis histopatológico se recibió, o no.

En las fuentes judiciales se estima que a principios de la segunda semana de noviembre, el juez Lleral estará en condiciones de llegar a una conclusión definitiva y dar a conocer los resultados de todos estos análisis.

Nuevamente, el uso y abuso de las ya famosas “fuentes judiciales” para asegurar algo sobre lo que el periodista no posee información.

Santoro dijo desde Clarín que Santiago se ahogó, y eso fue suficiente para que 538 medios de todo el país levanten la nota asegurando que se trata de un fallecimiento por inmersión, pero en su crónica subió la apuesta y cambio la forma en la que fue encontrado el cuerpo, la profundidad del agua, aseguró que los buzos no hacían pie y hasta decoró el escenario agregando un inexistente pozo de 2,40 metros:

Si realmente Santoro leyó las testimoniales en la causa, tiene graves problemas de lecto-comprensión, ya que la declaración textual del Prefecto Principal de la Prefectura Naval Argentina Leandro Antonio Ruata a cargo de los rastrillajes realizados en el Río Chubut dice:

PREGUNTADO POR EL DR BRAVO: Si podría indicar la profundidad del lugar del hallazgo del cadáver.

CONTESTÓ: Que aproximadamente un metro con treinta o cuarenta centímetros, apreciado desde la costa y coincidente con lo informado por personal a su cargo que estaba en el lugar.

PREGUNTADO: ¿El cuerpo se encontraba enganchado con ramas al momento del hallazgo?.

CONTESTÓ: Según le informa el Oficial Mussin y los buzos del lugar, estaba próximo a una rama sin que me precisaran si estaba enganchado o no. El declarante visualmente desde la costa no pudo apreciar esta circunstancia.

Esta declaración se corrobora con la testimonial del Prefecto Juan Carlos Mussin, quien también declaró respecto al cuerpo encontrado el pasado 17 de octubre:

El cuerpo se encontraba flotando, aproximadamente, a unos 7 mts de la costa, en posición boca abajo, asomando sólo una parte de la espalda. Pude apreciar que se trataba de una prenda de color celeste oscuro. En el lugar, la profundidad aproximada, que me fue indicada por los buzos, se trataba de 1,40mts., en ese lugar los buzos hacían pie, es un sector donde hay casi nula corriente de agua y donde abundaban ramas y árboles, que también rodeaban el cuerpo.

Esta última declaración contradice también el siguiente párrafo de Santoro donde asegura que: “El cálculo de la altura se basa en que los buzos, que tienen una altura de 1,70 no podían hacer pie en el lugar ni siquiera sobre sus patas de rana que tienen otros 30 centímetros.”

Entonces, en base a los testimonios de ambos prefectos podemos asegurar que: el cuerpo no estaba en posición fetal, mentira que el periodista reforzó subliminalmente asegurando que es la forma en la que se encuentran “la mayoría de los ahogados”, nadie referenció el supuesto “punto cero” en su declaración, las testimoniales no indican que el cuerpo estuviese “frenado” por ramas, los buzos si hacían pie, la profundidad no era de 2,40 sino de 1,40 y no había ningún “pozo” en el lugar!

Esta es una simple muestra de que Daniel Santoro, hace rato dejó el periodismo de investigación para dedicarse de lleno a la literatura fantástica.

Infografía del “pozo” que no existe donde fue hallado el cuerpo pero ya es un habitué de las páginas de Clarín

Un agradecimiento especial a Sebastián PremiciAgencia Cadena del Sur


📌 Colaborá con El Disenso 👉 Hacé click aquí!

📌 Contactános de manera segura y directa 👉 Hacé click aquí!

📌 Seguínos desde 👉 Facebook - Twitter - Telegram - YouTube - Instagram

📌 Recibí El Disenso en tu mail 👉 Hacé click aquí!



Comentarios

Comentarios

Etiquetas

Los comentarios están cerrados.

nulled wordpress themes

Close